SEGUINOS

EDITORIAL

Poner el foco en la economía, una demanda de los tiempos

El cierre de la planta de Loma Negra puede llegar a ser un ícono y hasta podría juzgarse que en la Argentina fue acaso un ejemplo del “fordismo” en cuanto significó especialización, transformación del esquema laboral y reducción de costos.  Reducción que no se logró a costa de los trabajadores sino buscando la expansión del mercado. Sorprende aún hoy a quien viaje por Olavarría, las casas para los trabajadores que había mandado construir su fundador Alfredo Fortabat. Era la época en la que se había comprendido que el capital requería de trabajadores calificados, al tiempo que se necesitaba de un mercado consumidor siempre en expansión, siempre demandante.

 

Loma Negra: cierra la fábrica desde la que se hizo el primer despacho de cemento del país

 

Siete de cada diez empresarios culpan a Macri por generar la crisis económica

Mucha agua corrió bajos los puentes, pero la economía siguió gravitando de modo decisivo. Hoy la crisis en Argentina es económica y por imperio de sus consecuencias, social. El presidente Mauricio Macri parece seguir sin entenderlo. Y, lo que es peor, sin asumir siquiera la posibilidad de ser la causa de muchos males actuales por erradas políticas económicas. Una reciente encuesta muestra que siete de cada 10 empresarios creen que Macri es responsable de esta crisis. No es ésta la cuestión prioritaria de momento. Acá lo que importa es cómo salir de ella.

Y ésa será la demanda excluyente para Alberto Fernández si el 27 de este mes resulta elegido presidente de la Argentina. No podrá desviar la atención, porque si lo hace, las demandas sociales podrán eclosionar.  Tiene una ventaja según un empresario que adhiere a su candidatura, José Ignacio de Mendiguren: “ésta no es una crisis igual a las del 2001. Ahora tenemos las máquinas. Es cierto, están paradas, pero están”.

Misiones es la Provincia con el más bajo endeudamiento a nivel nacional

Echar a andar la economía es fundamental. Para todo el país. Misiones es la Provincia menos endeudada. Todavía tiene su economía marchando merced a una criteriosa conducción de la cosa pública. Pero el camino podrá estrecharse peligrosamente si la Nación no endereza el rumbo y pone la proa hacia el crecimiento.

Poco importan cuántas personas se movilizaron al acto de Macri en Posadas. Sí importan en cambio la cantidad de personas de todas las edades, muchas de ellas haciendo guardia desde la noche anterior, que formaron fila bajo un Sol abraSador para ver si se sacaban la lotería y eran elegidos para uno de los 15 puestos que requería una panadería, creada por emprendedores que había logrado esquivar lo peor de la crisis y apostaba a expandirse. Y vale la pena detenerse en esta evidencia no sólo por la falta de trabajo imperante, la desocupación, sino también por el deseo de encontrar una fuente de ingresos genuina, que permita vivir, sostener a la familia. Un mentís para aquellos que hablan de “planeros”.

 

Varias cuadras de fila por un empleo: “Es triste porque no podemos darle una solución a todos”

La economía en marcha es la que generará empleo al poner a producir a la industria, el comercio, multiplicar el agro, sumar valor agregado. La que le dará vida al mercado interno y generará demanda. Ahí está el gran desafío.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-