SEGUINOS

PROVINCIALES

Preocupa el consumo de “pedra” en la zona Norte

El Ministerio articula junto a los municipios la atención y contención a la problemática. El consumo de “pedra” (pasta base de cocaína) en el municipio de Puerto Piray, así como en varias localidades del Norte de la Provincia preocupa ante la “avanzada” y “fácil acceso” por parte de las personas con “consumos problemáticos”.

Por ello, desde el Ministerio de Prevención de Adicciones y Control de Drogas se fortalece una red entre los referentes de los municipios, instituciones y organizaciones no gubernamentales, para trabajar en la prevención y atención de quienes ya estén inmersos en la problemática.

Desde el Centro Integrador Comunitario (CIC) de la Municipalidad de Puerto Piray se avanzó en un proyecto que involucra a varios profesionales que pretende desarrollar un programa para frenar las adicciones, evitar que más personas caigan en la mima, y acompañar a quienes se encuentran en situación de riesgo de consumo. Con esta iniciativa se pueda contener y dar apoyo para que no reincidan.

La psicopedagoga, Rosamaría López, el año pasado inició el acompañamiento de jóvenes y logró, con el apoyo del municipio, activar el CIC, desde donde contiene a las personas que “quieren salir” y actualmente junto a un grupo de profesionales busca desarrollar un programa con la Subsecretaría de Prevención de Adicciones y Monitoreo Territorial, del Ministerio de Prevención y Control de Drogas, articulando con todos los municipios del Norte de la Provincia; convencida que será la única forma de lograr buenos resultados “si trabajamos todos juntos”.

“En los municipios del Norte la pedra se consigue fácilmente y estamos preocupados, porque se trata de chicos que comenzaron en el consumo de marihuana a los 11 o 13 años y ahora ya siguieron con pedra (o crack), dosis que consiguen a 100 pesos y sabemos de algunos que llegan a comprar hasta 20 por día”, detalló la profesional que actualmente acompaña a un grupo de jóvenes al Centro Asistencial Manantial una vez a la semana, mientras que diariamente la tarea de contención sigue en el CIC de Puerto Piray.

“En un minuto te arman esta especie de pipa”, detalló López, quien acompaña para el tratamiento a cuatro personas de entre 17 y 35 años, quienes desean recuperarse de las adicciones al Centro Asistencial Manantial. “Ellos ya perdieron todo, son buenas personas que manifiestan sus ganas de salir, pero admiten que solos es muy difícil, porque ya no cuentan con el apoyo familiar y lamentablemente a la vuelta de la esquina hay quienes les ofrecen”, comentó, muy preocupada porque incluso sabe de ‘despojes’ robos a chacras o plantaciones de cítricos o de mandioca para conseguir dinero.

“Nuestra gran preocupación es la zona Norte, Iguazú, Bernardo de Irigoyen, Eldorado y Puerto Piray, incluso sabemos que llegó en algunas comunidad aborígenes”, indicó la profesional que además espera el resultado de los análisis de los componentes de la sustancia dañina.

 

Desde la Subsecretaría de Prevención de Adicciones y Monitoreo Territorial, a cargo de Roberto Padilla, desde el primer momento se brindó todo el apoyo y actualmente se avanza en el fortalecimiento de una red en la zona Norte y la conformación de un Consejo Consultivo Zonal. Se destacó además el acompañamiento e interés personal del intendente Jorge Lezcano de trabajar en el tema, así como la articulación y/o redes de sostén, actualmente el Samic Eldorado y la comisaría local de Puerto Puerto Piray.

En este sentido, Lucio Figueredo, Alejandra Figueredo, Nicolás Aranda y Karina Landaida, con conocimiento de la problemática de Piray, buscan trabajar en conjunto y avanzar en establecer acuerdos de trabajo mutuo con municipios, hospitales, escuelas y otras instituciones vinculadas a la problemática de consumo.

“El objetivo es avanzar en los 76 municipios que tengan entre sus prioridades la prevención de las adicciones y articular con distintos sectores de la sociedad civil, municipios, instituciones, ya que se buscan el abordaje integral, desde la salud, derecho, la investigación y la comunicación”, explicó Aranda.

El programa  establecer acuerdos de trabajo mutuo con municipios, hospitales, escuelas y otras instituciones. Los mismos implicarán un intercambio fluido de información como datos estadísticos, experiencias propias y saberes no disciplinarios vinculados al consumo a los fines de generar una sinergia que permita la elaboración de estrategias de abordaje singulares para cada comunidad.

La propuesta además pretende generar espacios alternativos de recreación y deporte, a los fines de fortalecer los vínculos sociales entre los jóvenes.

 

 

 

 

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-