SEGUINOS

POLICIALES

Presos alojados en la sede Posadas de la Federal iniciaron una huelga de hambre para ser llevados a una penitenciaría

Un total de nueve presos alojados en celdas de la delegación Posadas de la Policía Federal Argentina iniciaron el lunes una huelga de hambre en reclamo de mejores condiciones de detención.

Fuentes cercanas a uno de los reclusos detallaron cómo pasan sus días los arrestados. Están repartidos en tres celdas, cada una de las cuales originalmente están pensadas para una sola persona. Los calabozos fueron pensados para que sean ocupados de manera transitoria y hay casos en los que los presos llevan seis meses en el lugar, ubicado sobre la calle Ayacucho, entre Salta y Tucumán.

Los arrestados están recluidos sin luz natural, tienen un recreo de una hora por día a un patio (cuando hay buen tiempo), no cuentan con comodidades para recibir visitas (les permiten una hora de un día para ver a sus allegados), y no son asistidos por enfermeros o médicos.

Uno de los manifestantes tiene un historial de dos preinfartos, está anticuagulado, fue sometido en su momento a una operación de by pass gástrico (llegó a pesar 180 kilos) y aduce no recibir allí ni la dieta ni el tratamiento adecuado.

Los reclusos duermen en el piso, a veces húmedo, cuando llueve, aseguraron los informantes. El pedido unánime es ser llevado a una penitenciaría.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-