SEGUINOS

POLITICA

Presupuesto 2021: el Gobierno sumó 7 mil millones de pesos para subsidios de transporte a las provincias

La Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados aplazó para este jueves la firma del dictamen del Presupuesto 2021, con el objetivo de continuar con las negociaciones, y su titular, Carlos Heller, anunció un aumento de $7.000 millones en subsidios a las provincias para el transporte público y nuevas partidas para universidades nacionales, lo que fue calificado de “insuficiente” por Juntos por el Cambio.

Heller explicó que se estuvo trabajando en la semana, junto a los ministerios, en una serie de modificaciones para resolver los distintos reclamos de los diputados con la finalidad de que el “dictamen surja lo más ajustado posible para que no tenga modificaciones en la Cámara de Senadores”.

En este sentido, anunció que las partidas para subsidios al transporte público en las provincias, un cuestionamiento tanto de diputados del oficialismo como de la oposición, tendrá un aumento de $7.000 millones que se agregan a los $13.500 que contemplaba el texto inicial, frente a los $65.000 millones dispuestos para el AMBA. “Seguramente no será suficiente pero es un aumento de más del 50% de lo que estaba presupuestado”, aclaró.

Además, indicó que en cuanto a las partidas destinadas a las universidades, se analizó “un ligero aumento del presupuesto establecido en $4.110 millones de pesos, que quedará en manos de la jefatura de Gabinete para las reasignaciones”.

“Con estos parámetros creemos que tenemos un proyecto de presupuesto más que razonable para lo que tenemos por delante”, agregó Heller y aclaró que “está elaborado sin tener en cuenta el impacto del Covid. También con prudencia teniendo en cuenta cómo se desenvuelve la economía global en el marco post pandemia”.

Legisladores de la oposición destacaron el aumento de las partidas a los subsidios al transporte pero lo consideraron “insuficiente”. El diputado del bloque Córdoba Federal, Pablo Cassinerio, que responde al gobernador Schiaretti, indicó: “Vemos que estamos haciendo un incremento de solo el 15% respecto al 2020 cuando tenemos una inflación del 29%”, y solicitó que los subsidios a las provincias se eleven a $30.0000 millones “para que representen poco más del 30% y se alineen con los que venían recibiendo en los presupuestos desde 2012 a 2016”.

También reclamó modificaciones al artículo 56 del Presupuesto 2021 que es el que dispone el crédito para transferencias a las cajas provinciales de la ANSES y propuso elevarlo de $44.000 millones a $65.000 millones. “Esta propuesta se sostiene en el principio del realismo ya que lo presupuestado resulta claramente insuficiente para afrontar el déficit de las cajas de jubilaciones no transferidas en 13 provincias argentinas”, indicó.

A su turno, el diputado radical y titular de la comisión de Transporte, José Cano, sostuvo que “lo presupuestado para subsidiar al transporte del interior es $20 mil millones. Es insuficiente porque está por debajo del índice macroeconómico, no contempla combustible, paritarias e insumos. Preocupante lo que ocurre con el transporte”.

Ante las críticas, Heller recogió el guante y respondió: “Yo sé que lo del transporte es insuficiente, pero les pido que se valore que estamos aumentando un 50% la partida que teníamos. Yo puedo seguir gestionando pero hay un marco de referencia que es la situación del país, la herencia y el peso de la pandemia”.

Además, hizo referencia al futuro debate de la reforma tributaria que el Poder Ejecutivo enviará al Congreso y señaló: “Más adelante vamos a tener la posibilidad de discutir cómo esos nuevos ingresos los vamos a aplicar, porque hasta ahora todos hablaron de los gastos, pero el presupuesto tiene una limitación”. Para hablar de lo que se gasta hay que hablar de lo que se recauda, porque sino solo queda el endeudamiento que está vedado”, continuó.

En el mismo, sentido la diputada del Frente de Todos, Lucía Corpacci, expresó que “en este contexto el presupuesto es una frazada demasiado corta para todos los que tenemos que tapar”. “Yo la vez pasada planteé lo del subsidio al transporte porque las provincias lo estaban reclamando, pero no puedo dejar de decir que el año pasado sin ese recurso tan importante”. “Todos podemos pedir más, para eso estamos acá, pero hay que tener racionalidad”, cerró.

Al respecto, el legislador radical, Miguel Ángel Bazze, advirtió: “Hemos dado pruebas de que estamos dispuestos a acompañar todo lo que esté destinado a la mejora del país, por eso no está buena la victimización de algunos diputados del oficialismo”.

“La reforma tributaria es uno de los grandes temas que tenemos que discutir, sin aumentar la presión tributaria porque los argentinos están al límite de su capacidad de pago. Pero sí, debemos avanzar en una reforma del sistema tributario para hacerlo más justo y más eficiente. Aquí no venimos a poner palos en la rueda, por eso es muy malo que intenten victimizarse”, agregó.

En tanto, el diputado del Frente de Todos, Itai Hagman, dijo que este presupuesto es “el primer paso para la recuperación económica después de dos cataclismos que fueron las crisis que surgió en el 2018 y la pandemia” y en esta iniciativa “hay un giro de 180 grados ya que crecen los gastos a servicios sociales y obras públicas y bajan en forma sistema el pago de la deuda”.

Desde la oposición, el radical Facundo Suárez Lastra consideró que el “problema central es que este presupuesto no está indicando cuál es el camino del Gobierno porque desarrolla otras actividades que generan incertidumbre y no permiten entender hacia dónde va la política económica”.

“Discutimos ahora el presupuesto pero va a haber luego una reforma tributaria, va a haber una moratoria previsional, hay un despacho sobre un impuesto extraordinario a la riqueza. Y todo el presupuesto de crecimiento está basado en un 18 % de inversión. Y pregunto de dónde sacará recursos la sociedad argentina para poner esos 18 puntos de inversión.”, apuntó.

Otros cruces entre el oficialismo y la oposición se dieron por las partidas destinadas a educación y a la niñez. En este punto, el diputado del PRO, Luciano Laspina, llamó a sus colegas a “perder timidez y ser un poco más proactivos en el presupuesto”. “El problemas de la niñez hace mucho que se viene planteando por parte de las ONG, en una sociedad donde tenemos concentrada buena parte de la pobreza en los niños. Seamos más audaces y pensemos partidas que habría que resignar para dedicarlo a la niñez”, explicó.

Por último, el diputado del Frente de Todos, José Luis Gioja, recordó que esta era la sexta reunión de la comisión analizando el Presupuesto 2021 y agregó: “Venimos con la verdad para expresarle al pueblo argentino que el mundo está mal y que la Argentina está peor. En esta recontra crisis estamos tratando un presupuesto con todas las de la ley. El diputado Laspina se preocupa por los chicos y me parece bien. Me hubiera gustado más que se preocupara antes”.

Al comienzo de la reunión, los diputados escucharon, además, el informe del Director General de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC) , Marcos Makon, quien destacó en su exposición que “a nivel internacional, los proyectos de presupuesto de 2021 presentan características muy particulares, porque parten de un presupuesto del 2020 que ha sufrido un profundo proceso de transformación como consecuencia de la pandemia”.

El Frente de Todos espera poder dictaminar este jueves para llevar la iniciativa al recinto la próxima semana, junto al Aporte a las Grandes Fortunas. Ya tiene garantizado el respaldo de los interbloques Federal y de Unidad Federal para el Desarrollo, lo que le permite construir la mayoría necesaria para poder aprobar el proyecto de Presupuesto 2021.

La principal bancada opositora debe definir aún si respaldará en general el proyecto del Gobierno, aunque en la reunión de hoy dejaron trascender más dudas que certezas. Una vez que el proyecto de Presupuesto 2021 sea aprobado en la Cámara baja, deberá ser analizado, como es de rigor, por el Senado para su sanción definitiva.

Las reformas del proyecto girado por el Poder Ejecutivo mantienen los ejes centrales que son un crecimiento de la economía del 5,5%, destinar más de 50% a gastos sociales, y la duplicación de gastos de capital para apuntalar la obra pública.

Fuente: Ámbito.

Descargar Semanario Seis Páginas
-