Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle Misiones en Baires

Principio de acuerdo entre oficialismo y la oposición para postergar las elecciones

NACIONALES POLITICA

Después de mucho debate y dilaciones, el oficialismo y la oposición llegaron a un principio de acuerdo para postergar las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias de agosto a septiembre y las generales de octubre a noviembre. Así se resolvió en un encuentro en la Casa Rosada en la que participaron referentes del Frente de Todos y Juntos por el Cambio.

El encargado de realizar el planteo fue el jefe del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner. Ahora, la negociación pasará al Congreso, donde habrá una reunión la semana que viene entre el ministro del Interior, Eduardo De Pedro, con los jefes de los interbloques para avanzar en una ley que modifique el calendario electoral.

La decisión de avanzar se tomó en el almuerzo que protagonizaron el presidente Alberto Fernández; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; Máximo Kirchner y “Wado” De Pedro en la quinta presidencial de Olivos. Los tres últimos, incluso, viajaron juntos hasta la Casa Rosada.

Ante el pedido del líder de La Cámpora, el intendente de Vicente López, Jorge Macri, y Cristian Ritondo, líder del bloque de Pro, pidieron avanzar con algunos criterios y situaciones específicas para aplazar las primarias. Es decir, fijar números comunes como ocupación de camas de terapia intensiva, cantidad de contagios o la mortalidad.

En el encuentro, que se realizó en el salón de los Escudos, en el Ministerio del Interior, también estuvieron el gobernador bonaerense, Axel Kicillof y Cafiero, que llegó para el cierre tras pasar todo el día con el jefe del Estado en Olivos. También estuvo el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, una de las voces que representa a los jefes comunales del peronismo.

Además, se resolvió otra de las grandes incógnitas: la provincia de Buenos Aires acompañará la decisión nacional. Así lo dejaron en claro con su presencia Ritondo, cercano a la exgobernadora María Eugenia Vidal, y Macri –uno de los líderes del grupo Dorrego–, dos referentes del espacio en el principal bastión electoral. El plan que está en marcha, que ya se habló con Kicillof, es plegar el calendario bonaerense al nacional por decreto. Así, saltearían el debate en la Legislatura bonaerense.

La incertidumbre y la preocupación por el crecimiento de los contagios de coronavirus aceleró el acercamiento. Tras la confirmación de que hay circulación comunitaria de varias variantes de coronavirus, como Manaos, Río de Janeiro, Reino Unido y California, en las últimas 48 horas se sumarán casi 25.000 nuevos contagios.

La decisión de postergar las elecciones cuenta con el respaldo de los gobernadores de la oposición, entre ellos de Horacio Rodríguez Larreta (CABA), Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes). También desde el radicalismo, según pudo saber LA NACION, estarían dispuestos a acompañar.

“Si hubiera una convocatoria, debe ser institucional a Juntos por el Cambio. Las PASO son importantes para nosotros”, anticipó en diálogo con LN+ el vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli. A diferencia de lo que sucedió con los planteos para suspender los comicios o avanzar con una suerte de ley de lemas, cerca del expresidente Mauricio Macri también se mostraron abiertos a evaluar el cambio en el calendario electoral en caso de que la situación epidemiológica lo amerite.

En el encuentro en Balcarce 50 se puso en marcha el Programa de Emergencia de Infraestructura Municipal (Preimba), que prevé la asignación de 5000 millones de pesos a 135 municipios bonaerenses. En el acto también participaron la secretaria de Provincias, Silvina Batakis; el secretario de Municipios, Avelino Zurro; el secretario de Gestión Administrativa del Ministerio de Obras Públicas, Guillermo Sauro; la intendenta de Cañuelas, Marisa Fassi; la intendenta de General Arenales Erica Revilla; la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza y el intendente de Lomas de Zamora, Martin Insaurralde. (La Nación)