SEGUINOS

INTERNACIONALES

Protestas y saqueos, Trump refugiado en un búnker y Anonymous expone a la Élite por tráfico de menores

Durante el fin de semana Estados Unidos quedó en la mira del mundo. Entre protestas y saqueos, ciudadanos demuestran su cansancio por la violencia racial tras el asesinato de George Floyd, por lo que el presidente, Donald Trump, fue refugiado por algunas horas en un búnker subterráneo de la Casa Blaca. Además, los hacktivistas “Anonymous” denunciaron a grandes grupos de la Élite por abuso y tráfico de menores.

Las manifestaciones comenzaron en Minneapolis luego de que George Floyd, un afroestadounidense de 46 años, muriera en manos de un policía que le presionó el cuello con la rodilla durante más de 8 minutos. Las protestas se extendieron por más de 75 ciudades de todo el país norteamericano.

En el sexto día consecutivo en contra de la brutalidad policial se registraron enfrentamientos con la policía, quema de autos y actos violentos. En el intento de contener la situación, las autoridades locales decretaron toques de queda en más de 40 ciudades y en 15 estados desplegaron la Guardia Nacional, la fuerza militar de reserva que EE.UU. usa para momentos de emergencia.

En Washington D.C. los manifestantes pusieron en alerta al Servicio Secreto, encargado de la seguridad de Trump y se registraron enfrentamientos con la policía, que lanzó gases lacrimógenos. En el distrito capital también se reportaron altercados e incendios en un parque y una iglesia cercanos a la Casa Blanca, que el viernes fue cerrada por emergencia.

En ese contexto Donald Trump fue llevado brevemente a un refugio subterráneo, según un funcionario de la Casa Blanca y una fuente policial. La primera dama, Melania Trump, y su hijo, Barron, también fueron llevados al búnker.

El sábado, solo unas horas después de que terminaran las protestas fuera de la Casa Blanca, el mandatario se declaró a salvo cuando arremetió contra la alcaldesa demócrata de la ciudad y planteó la posibilidad de que sus partidarios se reunieran esa noche en lo que equivaldría a una contraprotesta.

En tanto, la Casa Blanca advirtió a los empleados que deben ir a trabajar ocultando sus pases hasta que lleguen al punto de entrada del Servicio Secreto, lo mismo a la hora de salir.

El domingo, a través de su cuenta de Twitter, Trump informó que Estados Unidos designará como organización terrorista al movimiento de izquierda Antifa (abreviatura de ‘antifascista’), a quienes acusa de radicalizar las protestas por el asesinato de George Floyd.

La reaparición de Anonymous

El hartazgo por la violencia racial alcanzó al grupo de hackers y ciberactivistas Anonymous, que estuvo “inactivo” en los últimos años y apareció para sumarse a la condena por el crimen de George Floyd.

A través de un video subido a sus redes sociales, los hacktivistas amenazaron al cuerpo policial de Minneapolis con “exponer sus crímenes al mundo” y, durante el fin de semana, realizaron diversos ataques: el sitio web de la policía de Minneapolis fue eliminado, la radio de la policía de Chicago fue tomada y solamente reproducía la canción “F*ck the Police” y fueron publicados decenas de correos electrónicos de personal policial con sus respectivas contraseñas.

Por otra parte, luego de las declaraciones de Trump sobre el movimiento Antifa, los ciberactivistas sacaron a la luz documentos que lo involcuran con la red de tráfico de menores de Jeffrey Epstein, evidenciando que abusó sexualmente de varios de ellos. “Hiciste matar a Epstein para encubrir tu historia de tráfico de niños y violación”, escribieron en Twitter con un enlace a una publicación antigua en la que vinculaban al ahora presidente con dicha trama.

El archivo filtrado bajo el nombre de Epstein’s Blackbook -el libro negro de Epstein- expone a todas las personas que asistieron a las fiestas organizadas por el magante multimillonario, o bien, aquellos que le ayudaron a “reclutar” a niños, incluyendo nombres importantes de la industria de Hollywood, a Trump y Bill Clinton e, inclusive, a la realeza británica.

Ivanka e Ivana Trump, Naomi Campbell, Chris Evans (conductor de la BBC) y Mick Jagger son algunos de los que aparecen. Junto a ello, Anonymous publicó una lista de personas que viajaban en el jet privado de Epstein con destino a su isla en El Caribe, en donde se realizaban “fiestas” con la participación de menores de edad como “entretenimiento”.

En tanto, el grupo evidenció a la familia real sobre el asesinato de la Princesa Diana, quien habría tenido intenciones de denunciar abuso sexual de menores dentro de la realeza. Los hackcers señalaron que si la policía continúa deteniendo a protestantes por la muerte de George Floyd en vez de arrestar a los verdaderos criminales, más secretos continuarán saliendo a la luz.

 

 

 

– Con información de El Periodico, CNN, BBC, US.AS.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-