Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle

Pruebas Aprender: “Este fenómeno no es nuevo y no se lo podemos cargar a la pandemia” afirman

Luego de los resultados obtenidos por las Pruebas Aprender ministros de todas las provincias encendieron las alarmas y pusieron en marcha acciones que permitan revertir la situación. Entre las medidas propuestas por el Ministerio de Educación de la nación, Jaime Perczyk, se encuentra la extensión de la jornada escolar para intensificar los contenidos, como también su refuerzo con el trabajo en conjunto desde los hogares. 

Sobre ello, Romina de Luca, Investigadora del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), opinó que antes que pensar la incorporación de más horas de clases se debe analizar el sistema educativo vigente desde los 90´. De manera que “lo que hace es alargar el sistema educativo pero un sistema educativo que en paralelo ha sido vaciado de contenidos. Porque esta realidad, la foto que nos muestran hoy las Pruebas Aprender 2021, es un indicador del país por nivel socioeconómico donde encuentra que ese número trepa a siete de cada diez chicas y chicos que a lo largo de la escuela primaria no alcanzan seguir una formación básica”, expresó. 

La formación básica contempla habilidades de lectocomprensión que permite la construcción del conocimiento mediante la inferencia. En ese sentido, estas pruebas reflejan una realidad la cual atraviesa la escuela secundaria por lo que “tendríamos que preguntarnos si es ¿Esta ampliación de la jornada fue de la mano de un vaciamiento de contenidos enorme de la escuela secundaria y de la escuela primaria?”. 

Esto, además, demuestra que la medida se ve atravesada por la idea única de que deben garantizar la permanencia en la escuela lo que prolifera la aparición trabajos en talleres, trabajos integradores, la promoción automática donde se produce un vaciamiento de la estructura disciplinar de los contenidos con tal de solucionar los déficits de la pandemia. “Este fenómeno no es nuevo y no se lo podemos cargar a la pandemia”, señaló De Luca.

“Si nosotros pensamos, por un lado, la magnitud del problema que tenemos y cómo lo resolvemos, cómo disponemos; y por el otro lado recursos materiales para trabajar en serio estos problemas. Efectivamente la lectura hay que garantizarla los primeros años de escolarización de las chicas y los chicos, vamos a trabajar entonces con grupos pequeños, con maestras que puedan hacer un seguimiento personalizado a sus estudiantes, por esos grupos pequeños, con un equipo de orientación que pueda acompañar y detectar las dificultades que se encuentran en los primeros momentos”

argumentó De Luca

Estos resultados claramente no son ajenos a la situación por la cual atraviesa la sociedad de Argentina por lo que no es casual que el número de chicos que hoy abandonan la escuela coincide con el número de infancias que viven en condiciones de pobreza.

“La escuela se ha convertido en una caja vacía por la cual transita a los estudiantes, donde les podemos entregar el título de graduación del nivel primario de graduación del nivel secundario, y eso no va de la mano de la construcción de experiencias sólidas en nuestras chicas y nuestros chicos”

Romina de luca

A su vez, enfatizó que la magnitud de la gravedad tiene que ver con la correlación entre el nivel socioeconómico general el de la población y qué resultados produce que, por más que se hayan implementado políticas de descentralización educativa donde cada provincia se encarga de la gestión administración del sistema educativo, los resultados se reflejan por igual en todo el país. “A nivel de infraestructura lo que hace es que la escuela termine copiando la miseria del ambiente. Estamos hablando de un problema que atraviesa a toda la escuela argentina hace décadas” aseveró. 

Entonces, remarcó que este problema no es exclusivo de la pandemia y de su gestión ya que quienes gobernaron debieron garantizar la continuación del sistema brindando con recursos técnicos o materiales educativos gratuitos que permitan la continuidad pedagógica. 

Además, “son ellos los que no contrataron a ese casi cuarto millón de docentes desocupados en todo el país que podrían haber realizado tareas durante la pandemia, son ellos los que no contrataron trabajadores sociales, psicopedagogos o psicólogos que pudieran de alguna manera acompañar y detectar problemas, y acompañar a las familias que se sintieron absolutamente abandonadas” afirmó De Luca.

“No me hablen como si ustedes no tuvieran responsabilidad no sólo de haber gestionado la pandemia, sino de que si tomamos los últimos 25 años el personal político puede variar, pero en general las políticas educativas son las mismas”, concluyó 

Ver nota completa aquí: