Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle

Realidades contrastadas

Provinciales Opinion

En un contexto de incertidumbre generado por las tensiones políticas y disputas del poder central, Gobierno misionero luce como garante de la paz social gracias a la gestión permanente. La independencia política respecto de las dos grandes coaliciones nacionales permite imponer la agenda de los misioneros por sobre los intereses del centralismo porteño.

(*) Por Nicolás Marchiori

Juan Bautista Alberdi fue uno de los grandes pensadores argentinos, defensor acérrimo de la libertad y de los tres pilares que garantizar el éxito de una República: seguridad jurídica, confianza económica y estabilidad política.

En 1837, Alberdi escribió su primera obra de trascendencia titulada “Fragmento Preliminar al Estudio del Derecho”. Entre otras cosas, en este trabajo aborda el tema de la independencia y destaca la diferencia que existe entre la independencia exterior y la independencia interior, conceptos que son de plena vigencia en la actualidad. Alberdi manifestaba en su escrito que en 1816 se consiguió la independencia del dominio español, pero que quedaba por conseguir algo que era mucho más importante y complejo: la independencia de los gobernantes que se harían cargo de los destinos del país desde ese momento en adelante.

Decía en 1837: “Nuestros padres nos dieron una independencia material: a nosotros nos toca la conquista de una forma de civilización propia, la conquista del genio americano. Dos cadenas nos ataban a Europa: una material que tronó; otra inteligente que vive aún. Nuestros padres rompieron la una por la espada; nosotros romperemos la otra por el pensamiento. Esta nueva conquista deberá consumar nuestra emancipación. La espada, pues, en esta parte cumplió su misión. Nuestros padres llenaron la misión más gloriosa que un pueblo tiene que llenar en los días de su vida. Pasó la época homérica, la época heroica de nuestra revolución.

El pensamiento es llamado a obrar hoy por el orden necesario de las cosas, si no se quiere hacer de la generación que asoma el pleonasmo de la generación que pasa. Pasó el reinado de la acción, entramos en el del pensamiento. Tendremos héroes, pero saldrán del seno de la filosofía. Una sien de la patria lleva ya los laureles de la guerra; la otra sien pide ahora los laureles del genio. La inteligencia americana quiere también su Bolívar, su San Martín. La filosofía americana, la política americana, el arte americano, la sociabilidad americana son otros tantos mundos que tenemos por conquistar”.

Alberdi sostenía que la democracia es una condición necesaria pero no suficiente: “Nos hicimos independientes, y en seguida demócratas, como si la independencia interior fuese un inmediato resultado de la independencia exterior. No es éste el lugar de juzgar esta última faz de nuestra doble revolución, pero podemos decir que con ella intentamos principiar un camino por el fin, porque, en efecto, la democracia es el fin, no el principio de los pueblos”. El camino para lograr la independencia interior, como está a la vista, es mucho más complejo y costoso ya que no es algo que se logra de un día para el otro y muchas veces lleva décadas o siglos. Como escribió Alberdi: “La libertad no brota de un sablazo. Es el parto lento de la civilización. La libertad no es la conquista de un día: es uno de los fines de la humanidad, fin que jamás obtendrá sino relativamente; porque cuando se habla de libertad, como de todo elemento humano, se habla de más o menos.”

Defender con convicción

En un video publicado en sus redes sociales en oportunidad de la celebración del 25 de Mayo, el Ing. Carlos Rovira, conductor del Frente Renovador de la Concordia, dejó plasmado el sentir del Proyecto Misionerista: “La Revolución es un sueño eterno. La Revolución de Mayo, nuestra revolución. Y es ese uno de nuestros sueños inspiradores, de seguir acompañando, buscando esa Revolución con otros medios, con otras herramientas por supuesto. Ya no se levantan armas, ya no hay caudillos. Con las ideas estamos combatiendo. En paz, sin grieta, porque somos antigrieta, pero nuestras ideas forman parte de esos sueños inspiradores del Misionerismo.”

Casi 200 años después, con esta visión, Carlos Rovira demuestra la plena vigencia del pensamiento del extraordinario Juan Bautista Alberdi. El Gobierno de la Renovación demuestra con acciones concretas que las batallas de estos tiempos están marcadas por la inteligencia como elemento determinante. Es así, y solo así, que los pueblos olvidados del interior profundo de la República Argentina podrán refundar el federalismo. ¿Se podrá? No lo sabemos, pero si de algo hay plena certeza es que el espíritu inclaudicable del Proyecto Misionerista no renuncia a los sueños inspiradores del Misionerismo.

La Renovación no sabe de jefes que orden desde Buenos Aires que hay que hacer y que hay que decir. La independencia política es un gran activo que puede mostrar con total orgullo el espacio político conducido por Carlos Rovira. Y es con independencia política la única forma de defender las necesidades de un pueblo olvidado como el de Misiones.

El contraste es muy notorio y se lo puede vislumbrar claramente cuando se observa la realidad de los partidos nacionales y sus embajadores en Misiones. Los discursos envasados que llegan desde Buenos Aires, la mayoría de las veces no guardan relación con las realidades de las provincias. En el caso concreto de la Tierra Colorada, una sucesión de hechos y acciones dejaron al descubierto que pesa más el mandato partidario. Los diputados nacionales misioneros de Juntos por el Cambio y del Frente de Todos, en los últimos años no han conseguida absolutamente nada para los habitantes de la provincia, al contrario, no les tembló el pulso para poner trabas al desarrollo de Misiones cuando el mandato partidario les ordenaba. Ejemplos hay muchos, y poco felices. Tal vez los más recordados y dolorosos para los misioneros fueron los votos de Arjol, Schiavoni y Klipauka en contra de la Zona Aduanera Especial para Misiones y del Presupuesto 2022, que significó la pérdida de fondos por 96.000 millones de pesos para la provincia.

Tampoco se conoce reclamo alguno, ni de los legisladores del Juntos por el Cambio ni del Frente de Todos, respecto de la extensión del Gasoducto hasta Misiones, de una tarifa eléctrica diferencial, de una ampliación del cupo de combustibles, algo de vital importancia para el sostenimiento del desarrollo productivo provincial que en la actualidad ha alcanzado cifras record de producción.

En este incómodo escenario para las fuerzas opositoras de la provincia, es casi un acto reflejo intentar trasladar, de manera fallida, la dialéctica de la polarización política nacional a la sociedad misionera. El pueblo misionero es pacífico por naturaleza y claramente las prioridades de la gente en tiempos de incertidumbre como los que se viven por los desaciertos del Gobierno Nacional son otras.

La importancia de certezas en tiempos de incertidumbre.

En Misiones, felizmente, se vive un clima muy diferente al que se observa en Buenos Aires. Las constantes gestiones del Gobierno Provincial tendientes a buscar soluciones a las diferentes problemáticas que surgen en el día a día de los misioneros producto del contexto nacional, le permite lograr adhesiones de forma permanente. El apoyo de los diferentes sectores que componen el entramado social, beneficiados por las políticas públicas llevadas adelante por el gobierno que encabeza Oscar Herrera Ahuad, sustentan el alto grado de aceptación social: corrientes juveniles, círculos y colegios de profesionales, asociaciones agrarias, cámaras empresarias. Solo la independencia política da la posibilidad de anteponer la agenda de la gente por sobre la de los partidos que reavivan de manera constante esa, cada vez más rechazada socialmente, lucha por el poder.

La gente común, la que se levanta todos los días temprano para ir a trabajar o a estudiar espera soluciones y acciones concretas que le permitan vivir cada día un poco mejor.

Es en esa constante búsqueda de soluciones que se traduzcan en mejoras para la calidad de vida de los misioneros que el Gobierno Provincial logra materializar en acciones la constante voluntad de gestionar a favor de la provincia. En materia económica esta impronta se visibiliza claramente. Entre tantas medidas llevadas adelante desde el inicio de la pandemia, los Programas Ahora han significado un pilar fundamental para el sostenimiento de la actividad económica. La semana pasada, Herrera Ahuad acordó con el Ministro de Desarrollo Productivo de la Nación Daniel Scioli la incorporación del Ahora Canasta que se sumará a la exitosa saga de programas ya vigentes. El mismo está previsto que entre en vigencia en el mes de Agosto, con un impacto directo en la canasta básica de las familias misioneras ya que incidirá de manera directa en el abaratamiento de los productos.

Otro sector que está pasando por un momento de gran actividad, es el turismo que gracias a un férreo acompañamiento del Estado Provincial espera el inicio de las vacaciones de Julio con reservas récord, permitiendo vislumbrar un boom turístico para las próximas semanas.

En tiempos de gran incertidumbre, estar del lado de la gente es fundamental para revertir la situación. Para lograrlo es necesario convicción y autonomía política.

Abogado. Diplomado en Manejo de Crisis y en Análisis de Procesos Electorales. Posgrado de Especialización en Comunicación de Gobierno y Electoral. Becario de la Fundación Konrad Adenauer y del Centro de Análisis y Entrenamiento Político – CAEP (Colombia).-