SEGUINOS

POSADAS

Reflexión del Pastor Guillermo Decena: “El Dios de los milagros”

Estoy persuadido que mientras más meditamos en los milagros de Dios, más manifestación veremos del Dios de los milagros. Un milagro es la intervención sobrenatural de Dios en la vida normal del mundo, lo cual produce un hecho inusual, pero con una intención. Veamos lo que nos dice la Palabra de Dios.

Hechos 2:22/ Corintios 12:12.

Las obras sobrenaturales de Dios estuvieron en la liberación de Israel de Egipto, que es una imagen de la salvación de la esclavitud de la humanidad, y por supuesto que estuvo en la obra de la salvación en la cruz del Calvario. Pero permítame decirle que hay hechos sobrenaturales expuestos y otros que no están totalmente revelados. Por ejemplo:

Porque yo Jehová, Dios tuyo, el Santo de Israel, soy tu Salvador; a Egipto he dado por tu rescate, a Etiopía y a Seba por ti. Porque a mis ojos fuiste de gran estima, fuiste honorable, y yo te amé; daré, pues, hombres por ti, y naciones por tu vida. Isaías 43:3-4.

Mire hermano lo que dice aquí es que por sus hijos Dios hace santas transacciones para poder pagar el precio en el mundo espiritual. Para rescatarte, algún precio va a tener que ser pagado, y ése está dispuesto a pagar el Señor.

Proverbios 11:8 / Proverbios 21:18/Hechos 7:36. En la salvación de la cruz hubo un precio que pagar y ese fue nada más y nada menos que la Sangre de Cristo. ¡Qué normal eran los milagros en la época de Pablo! ¡y la importancia de oír con fe la Palabra de Dios y los testimonios de la bondad del Señor! Allí está la base para que el Espíritu Santo obre con milagros (Gálatas 3:5). Esto sirve para darnos un entendimiento más amplio de la naturaleza y el propósito de la obra sobrenatural de Dios entre su pueblo. La palabra “milagro” es también identificada en las Escrituras con los términos “prodigios, maravillas, y señales”.

PRODIGIOS

Éxodo 7:3/ Éxodo 11:10. La palabra “prodigios”, por ejemplo, hace referencia al poder misterioso y divino detrás de la persona que opera cada milagro. Del latín prodigium, prodigio es una cosa especial o rara, un suceso extraño que excede los límites de la naturaleza o una persona que tiene cualidades extraordinarias. Se conoce como niño prodigio a quien domina algún arte o ciencia a edad temprana.

Apunta a la persona que, de alguna manera, es instrumento de ese milagro. Habla también de lo importante que es, que “el instrumento” para los milagros, se prepare con mucha sabiduría para ser apto para servir a Dios y a la gente de su pueblo.

MARAVILLAS

La palabra “maravilla” se refiere al efecto que produce en los testigos. La palabra es “Teras”, palabra griega que no se refiere a la obra en sí misma, sino más bien, a los pensamientos y emociones del espectador. Trasciende la imaginación de las personas y por lo tanto deja a las personas admiradas.

Es ese el tipo de Fe que debemos tener: pensar que Dios excede nuestra capacidad de asombro. Dios quiere desafiar nuestra imaginación, y cuando logres imaginarte algo, Dios te sorprenderá de otra manera.

SEÑALES

La palabra “señal” hace referencia a la función que cumplen los milagros. Los milagros sirven para respaldar el mensaje y también al mensajero. Esta función se expresa en varios pasajes, por ejemplo:

“Moisés respondió: ¿Y si no me creen, ni escuchan mi voz? Porque quizá digan: No se te ha aparecido el SEÑOR. Y el SEÑOR le preguntó: ¿Qué es eso que tienes en la mano? Una vara, respondió Moisés. Échala en tierra, le dijo el SEÑOR. Y él la echó en tierra y se convirtió en una serpiente. Moisés huyó de ella; pero el SEÑOR dijo a Moisés: Extiende tu mano y agárrala por la cola. El extendió la mano, la agarró, y se convirtió en una vara en su mano. Por esto creerán que se te ha aparecido el SEÑOR, Dios de sus padres, Dios de Abraham, Dios de Isaac, Dios de Jacob”. Éxodo 4:1-5

Vivimos en la época de la tecnología y la ilustración. El estudio y los títulos académicos se supone que avalan a un siervo de Dios, y todo esto es importante, pero algo más importante es el respaldo espiritual de Dios.

“Y a la hora de ofrecerse el sacrificio de la tarde, el profeta Elías se acercó y dijo: Oh SEÑOR, Dios de Abraham, de Isaac y de Israel, que se sepa hoy que Tú eres Dios en Israel, que yo soy Tu siervo y que he hecho todas estas cosas por palabra Tuya. Respóndeme, oh SEÑOR, respóndeme, para que este pueblo sepa que Tú, oh SEÑOR, eres Dios, y que has hecho volver sus corazones. Entonces cayó el fuego del SEÑOR, y consumió el holocausto, la leña, las piedras y el polvo, y secó el agua de la zanja”. 1 Reyes 18:36-38.

Hay aquí un claro patrón: los milagros sirvieron para respaldar el mensaje y los mensajeros que hablaban en nombre de Dios. En este caso, los milagros fueron el respaldo divino a Moisés, a Elías, a los apóstoles, y al mensaje que ellos comunicaban al pueblo. Dios validó a sus mensajeros por medio de los milagros. Ahora bien, es importante destacar que muchos milagros fueron motivados por la compasión, como fue la alimentación de cuatro mil personas, por medio de siete panes. Señales también significa el esfuerzo de un Dios amoroso por demostrar su misericordia incomparable.

“En aquellos días, como había una gran multitud, y no tenían qué comer, Jesús llamó a sus discípulos, y les dijo: Tengo compasión de la gente, porque ya hace tres días que están conmigo, y no tienen qué comer; y si los enviare en ayunas a sus casas, se desmayarán en el camino, pues algunos de ellos han venido de lejos”.Marcos 8:1-3

Que Dios te bendiga y tengas una semana de completa victoria!

Pastor Guillermo Decena

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-