SEGUINOS

RELIGION

Reflexión del pastor Guillermo Decena: “Hijos y herederos de Abraham II”

Tenemos un Dios grande por lo tanto todos sus planes para la iglesia y para cada persona, son grandes. El anhela que millares de personas que están en tinieblas, mal o perdidas, vengan a Cristo y encuentren en Él un bálsamo de paz, alegría y bendición, además de la vida eterna que nos promete.

Qué buena noticia, tenemos herencia como hijos espirituales, pertenecemos a Cristo y a través de Él pertenecemos al pueblo de Dios. El siguiente pasaje habla de que somos simientes de Abraham, esa palabra es contundente (Gálatas 3:26- 29). Usted tiene que posicionarse en el hecho de que pertenece a Cristo y que no hay manera de caminar otro camino, y observar la vida de Abraham y crecer en fe y obediencia como él creció.

La herencia no siempre es justa sobre la tierra en cuanto a cosas materiales. En el caso de la herencia de Dios, es incontaminada, intocable, justa, y eterna. Romanos 8:17 RVR.

Pero en el CFC enseñamos a reclamar toda la herencia, de manera que podamos tener una vida en abundancia, porque Jesús lo declaró, “yo he venido para que tengan vida y vida en abundancia”.

Veamos otras herencias que podemos reclamar que nos corresponden y que es la voluntad de Dios:

I) Pueblo numeroso

«Haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición» Génesis 12:2 RVR.

Este hombre que vivió hace 4000 años se llamaba Abram, y Dios le dijo «no te llamaras más Abram, sino Abraham, porque serás padre de multitudes» Génesis 17:5.

De verdad el nombre de Abraham es reconocido en todo el mundo y él dejó un legado de bendición. Los descendientes de Abraham conforman hoy el estado de Israel, una nación bendecida.

Dios le dijo a Abraham «Haré de ti una nación grande». Le dijo más «Te bendeciré y serás bendición». Abraham fue un hombre que tuvo contacto con Dios hace cuatro mil años atrás, pero las consecuencias de esa relación con Dios nos siguen hasta hoy. Israel es una nación sumamente bendecida y guardada por Dios porque el Señor se agradó de un hombre que le creyó a Él.

La Biblia dice que Abraham le creyó a Dios y le fue contado por justicia; las promesas que el Señor le dio a Abraham se concretan por el hecho de que él creyó, caminó y obró por esas promesas. El creyente debe conocer la palabra de Dios, debe conocer sus promesas y creerlas, entonces le sucederá como a Abraham. Debemos también ejercitar nuestra fe como Dios se le hizo ejercitar a Abraham. Génesis 15:5-6 RVR.

Dios te da sus promesas y las cumple, tu parte es creer en esas promesas que el Señor te ha hecho.

«Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa» Gálatas 3:29 RVR. Esto significa: las promesas que Dios le dio a Abraham también son para mí. Si vos sos de Cristo entonces sos del linaje de Abraham por lo tanto sos heredero o heredera de las promesas de Abraham.

El sueño de Dios es que «fructifiquemos y nos multipliquemos». Él quiere desatar una unción de multiplicación en toda la iglesia. Tenemos un Dios grande por lo tanto todos sus planes para la iglesia y para cada persona, son grandes. El anhela que millares de personas que están en tinieblas, mal o perdidas, vengan a Cristo y encuentren en Él un bálsamo de paz, alegría y bendición, además de la vida eterna que nos promete. Génesis 1:27 – 28 RVR

II) Estar dispuestos a los cambios

Esta es la mente de Cristo que te conecta con Dios y entiende exactamente los planes de Dios. No hay posibilidad de amistad con Dios cuando no estás dispuesto a cambiar tus pensamientos de acuerdo a su dinámica. Efesios 4: 23 – 24 NTV.

Abraham estuvo dispuesto a mirar siempre hacia delante y para mirar hacia delante hay que adaptarse a los cambios y avanzar. Cuando Dios le dijo que cambie de territorio a los 75 años, obedeció. Dios nos desafía a flexibilizar nuestra mente y adaptarnos a los cambios, aprovechando todos los recursos para presentación del evangelio. Hermanos esto habla de fe, de visión y de valentía. De fe porque los cambios te desafían y te obligan a depender de Dios y la mente Joven se abre a cambios que nos desafían y así ha sido en todas las épocas. Isaías 42:16 NTV.

Esto tan importante que debemos estar alertas a la falta de flexibilidad de los cambios, porque ese es el problema que tuvo Jesús con los judíos. Era porque Jesús era el cambio, y el demonio está opuesto a tu progreso, el cambio de Dios te lleva al progreso, y el demonio no quiere que progreses.

III) Respeto y amor por la familia

En la personalidad y actitud de Abraham se ve un respeto muy importante por la familia. Cuando se fue de Ur de los caldeos se fue con su padre y con su sobrino. A su sobrino Lot lo amo y respeto siempre, al punto de darle a elegir la mejor tierra, y de salir a rescatarlo cuando muchos hombres armados secuestraron a toda la familia de Lot y sus pertenencias. Me impacta el amor y respeto que tenía Abraham por su esposa Sara. Y la respeta hasta el final.

Recuerden que Abraham si podía tener hijos, pero por su gran amor y fidelidad él quería tenerlos con Sara, su hermosa amada que era estéril. Aquí estaba la muestra de su amor y el motivo de su fe. Pues si él quería tener un hijo con Sara no tenía más que esperar un milagro de Dios. Sara comenzó a darse cuenta de que sufría su esposo por no tener hijos y por su amor a Abraham decidió algo que pensó que era lo mejor porque veía su pena por no tener hijos. Y tomo una decisión por la cultura de la época. Por eso cuidado por las costumbres y cultura de la época. Génesis 16: 1-3 NTV.

Se destaca en Abraham la supremacía del amor conyugal. Y esta historia de Abraham y Sara es el ejemplo y figura del amor de Dios al pueblo de Israel. El triunfo del amor, y la fe en Dios, hicieron posible esta hermosa historia que dio como fruto un hijo llamado Isaac, un reino y un salvador salieron de él. Y para finalizar como testimonio del inmenso amor de Abraham por Sara, en la Biblia se encuentra el hermoso poema que habla de la sepultura de Sara como un homenaje al amor único y eterno. Génesis 23: 1-4 NTV

Hermanos valoremos la familia y la bendición de Dios estará en forma plena, cuidemos la familia porque el destructor quiere destruir los matrimonios y oremos por nuestros hijos para que no se involucren emocionalmente con personas que los pueden alejar de Dios.

Que Dios te bendiga, te proteja de todo mal y tengas una semana de completa victoria!

Pastor Guillermo Decena

Centro Familiar Cristiano Eldorado

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-