Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle

Rock, selva y religión: La Corte en La Cruz hizo delirar al público feligrés

Provinciales Turismo

El sonido compacto de la música de “La Corte del Sr. Manga” hizo vibrar a los concurrentes del encuentro rockero, realizado en el espacio natural y turístico, que es el parque Temático de la Cruz de Santa Ana.

El clima en la tarde-noche del sábado no fue el ideal. Con las expectantes miradas y ruegos hacia el cielo se instalaron los equipos de sonido. Finalmente, la naturaleza decidió acompañar la propuesta del grupo misionero más reconocido del espectro rocker argentino.

Minutos después de las 20.00, subieron al escenario -montado al pie del anfiteatro-, Japo-nilla Fleitas (voz), Nono Freaza (guitarra), Leandro Lucas (batería), Jaime Pereira (bajo), Gonzalo Ríos (armónica) y Chungo Roy (teclados).

El cielo plomizo y amenazante hizo desistir a los 300 concurrentes esperados, pero el casi centenar de espectadores presentes coreó y acompañó -con palmas y coros- la mayoría de los clásicos de la formación que propuso, hacerle un corte de manga, metafóricamente, a la música tecno, allá lejos. A fines de los ’80.

El set de canciones incluyó remozadas y ajustadas versiones de los clásicos y las nuevas canciones presentadas a mediados este año. A saber, Bailan en la oscuridad; Volar de nuevo, Ya me voy y el clásico del rosarino Fito Paéz, Sasha, Sissí y el Círculo de Baba.

En un momento del vibrante show, el carismático frontman de la banda, Japo-nilla Fleitas, bromeó respecto de la escasa concurrencia debido a factores climáticos. “Están los amigos de siempre. No los quiero nombrar a todos, porque seguro me olvido de algunos”.

Mientras el vocalista se tomaba un descanso, Nono Freaza se animó y cantó un cover de Andrés Calamaro, Crímenes perfectos. El bajista se despachó con una interesante versión de Everybody Wants to Rule The World (todos quieren dominar el mundo), del dúo inglés Tears For Fears. Hasta el armoniquista cantó!. Entre bromas y risas, casi despiden a Japo-nilla.

Ginebra, otro de los himnos de la banda –que rinde tributo a la bebida preferida del italiano Luca Prodan- tampoco faltó. Tras cartón, una versión cortesana del clásico de Sumo, La Rubia tarada, donde, justamente, la letra hace mención a la bebida blanca tradicional argenta.

Fueron un poco más de 90 minutos a puro rock, naturaleza y aire puro. En el epílogo de la propuesta musical, las estrellas ya iluminaban el verde y arbolado escenario.

El evento fue auspiciado por el Ministerio de Turismo provincial, en el marco del reinicio del ciclo CruzArte. Sin dudas, una buena propuesta gubernamental para los músicos misioneros, en un lugar con naturaleza que se respira y se siente. Y si es con rock, mejor aún.

(Texto y fotos: colaboración de Alberto Caeiro – (Enviado Especial)