SEGUINOS

PROVINCIALES

Salud Pública despide con pesar a Bruno Olivera

La familia de Salud Pública en estos días ha sufrido un duro golpe, uno de sus integrantes, uno de los héroes que esta pandemia dejó. El Covid 19 ganó la batalla. Bruno Olivera, pasó gran parte de profesión en el Hospital de San Javier en su momento y desde dos años prestaba servicio en el Caps de San Martín, de la localidad de San Javier.

Bruno era de esas personas que siempre tendía una mano a quien lo necesitaba, era esos compañeros de fierro y fiel que siempre estaba al pie del cañón. “Era una persona solidaria, siempre dispuesto a dar una mano a quien necesitaba. Bruno era de esas personas que en los momentos más difíciles estaba al pie del cañón para acompañar al enfermo y al equipo médico, era un enfermero de vocación, con un enrome amor al prójimo”, recuerdan sus compañeros.

Ingresó en Salud Pública en el año 1989, este año cumpliría 32 años de servicio, a pesar de tener la edad para jubilarse Bruno no quería dejar su oficio, y es por eso que desde hace dos años estaba en el CAPS, desde donde ayudaba a sus vecinos, a quienes los asistía en el centro o en sus casas.

Fue un padre y esposo ejemplar, así lo definieron su señora Lucia y sus hijos José María y Belén. José María siguió los pasos de su papá y hoy forma parte del equipo de enfermería del Hospital Samic Oberá.

El director del hospital de San Javier, doctor Juan Vilchez, recordó a Bruno con tristeza: “31 años de servicio en salud pública con tremenda predisposición para todo y todos.  No sabía lo que era cumplir horarios, estuvo en las buenas y malas del hospital. Recuerdo que en la época en la que funcionaba nuestro quirófano, él era quien preparaba todo, nos dejaba listo para las cirugías y nos acompañaba a la hora que se lo convocaba.  Siempre será recordado por todo el pueblo de San Javier”.

Descargar Semanario Seis Páginas
-