Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle

San Ignacio: Luego de tres años, familias del barrio Progreso 2 lograron la luz y el agua potable

Provinciales

Hace dos meses el bloque parlamentario Tierra, Techo y Trabajo se hizo eco de la preocupación de 200 familias del barrio Progreso 2, de San Ignacio, que reclamaban servicios básicos de agua potable y suministro de energía eléctrica para el terreno loteado por la Municipalidad, y con permiso de ocupación.

El diputado Martín Sereno (TTT) presentó un proyecto de comunicación solicitando estos derechos, habló con el intendente Javier Peralta (FR) y con autoridades de la Empresa de Energía de Misiones, quienes se comprometieron a resolver con el Plan de Regularización del Servicio Eléctrico, y a realizar la ampliación de la red a cargo de la Cooperativa Agua Potable de San Ignacio.

Días atrás, el personal de ambos organismos puso manos a la obra en el tendido de la red de agua y tendido eléctrico, después que los vecinos compraron los insumos necesarios.

La felicidad de las familias es inmensa, y nuevamente se reunieron con el diputado Martín Sereno (Bloque TTT), pero esta vez fue para manifestarle su alegría y agradecimiento.

“Celebramos la respuesta del Estado para resolver un problema de tres años. Evidentemente era sólo cuestión de decisión política porque a cien metros del barrio pasa el cableado de alta tensión, y así se pudieron garantizar estos derechos fundamentales”, expresó el legislador.

Compartió la felicidad con las vecinas y vecinos que se movilizaron porque la falta de agua y luz les generaba condiciones inhumanas especialmente a niños, niñas, mujeres embarazadas, adultos mayores con problemas de salud y discapacidad. “Este es el resultado de una lucha conjunta que se resolvió a través de la política”, afirmó Sereno.

“Es un logro de la organización colectiva”

Las vecinas de Progreso 2, Alfreda Verdún y Sixta Sosa, explicaron entusiasmadas lo que significa contar con los servicios básicos que tanto necesitaban. Ahora -relatan- se sienten “ciudadanas como todas”, y más tranquilas y seguras, sobre todo durante la noche porque el barrio está más iluminado.

“Podemos hacer cosas simples y cotidianas como cocinar, lavar la ropa y limpiar la casa sin acarrear agua de la canilla pública, y nuestros hijos e hijas van a la escuela sin tener que juntar agua en un tacho para bañarse.

“Nuestra vida es  distinta y mejor. Agradecemos mucho al diputado Sereno, porque con su fuerza y compromiso hizo posible que el Estado responda a esta lucha que nos llevó mucho tiempo”, indicó.

Las mujeres recordaron que uno de los problemas más acuciantes de la falta de energía fue que no podían conservar los alimentos y debían desecharlos, igual que algunos medicamentos. Sin embargo ahora podrán estirar un poco más los ingresos y comprar leche y carne para toda la semana.

“Hace tres años comenzamos a reclamar en la Municipalidad a reclamar, también llevamos notas a Posadas, y después protestamos en la ruta con mucho miedo de que nos saque la policía, porque nunca lo habíamos hecho; y la respuesta de la Empresa de Electricidad fue que primero teníamos que comprar los cables y pilares, pero aún así no nos conectaron los servicios. Por eso decidimos convocar al diputado Sereno y pedirle ayuda ante nuestra desesperación, y ahora podemos festejar este logro colectivo”, dijo Sixta, madre de cuatro hijas e hijos.

“Un cambio rotundo en la vida de todos y todas”

La referente del Movimiento Evita de San Ignacio, Melany Back coincidió en que sólo con lucha y “poniendo el cuerpo”, las gestiones pueden dar resultados para una mejor calidad de vida de familias de escasos recursos materiales.

Hizo hincapié en que el Progreso es un barrio nuevo que lentamente se está formando y habitado por trabajadores populares, informales. “Con la lucha, primero de los y las vecinas, y después, sumada a la nuestra llegó la conquista con las gestiones y el proyecto legislativo de Martín, para que cada familia tenga luz y agua propia en su vivienda, y también el alumbrado público que se está haciendo. Esto es grandioso y un cambio rotundo en la vida de los vecinos, y vecinas. Este logro junto a mis compañeras militantes del Evita nos da mucha alegría”, señaló la joven.

Recomendó a otras vecinas y vecinos que tengan estos problemas en sus barrios: “No aflojen porque la lucha y la organización son el camino para reclamar derechos”, subrayó.