Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle

Sedas Misioneras promueve una producción autosustentable y muestra la diversidad de productos creados

La empresaria Sara Carolina Butvilofsky creó la empresa Sedas Misioneras “Sedami”, en 9 de Julio Departamento de Eldorado, y en declaraciones exclusivas a C6Digital mostró la producción de la sericultura, explicando que ahora se encuentra en producción: “es estival, va de octubre a marzo. Y en esa temporada vamos a hacer tres grandes crías. En este momento estamos culminando la primera”.

Y mostró las “camas” donde ya está el proceso de encapullado, con gusanos Bombyx mori que fueron domesticados hace ya 3.000 años, en China, en Japón para que hoy podamos producir en forma industrializada”. Se ve en las camas que algunos encapullan y otros están subiendo en los capullos. El capullo es blanco y no se ve el gusano pero al séptimo día se cosecha. Va al horno se secan los capullos y después ya va directamente a la hilandería. Lo llevamos a Jujuy porque acá no tenemos una hilandería semi artesanal, necesitaríamos armarla pero lleva un proceso,, un tiempo y hay que entrenar mujeres y hombres y se necesitan muchas horas de paciencia”, describe la empresaria.

O el producto puede ir a la confección de bijouterie de seda – “tenemos tres líneas”. y también pueden ir a la línea de cosméticos de seda, son diferentes subproductos y también se pueden enviar a las luminarias de seda.

También los contactan museo para hacer restauraciones de seda ( así ocurrió con el Museo Dr Julio Marc, de Rosario para restaurar tapices y banderas que pertenecieron al caudillo federal Estanislao López).

https://www.noticiasdel6.com/con-seda-misionera-restauraran-las-banderas-del-caudillo-estanislao-lopez-para-mi-un-grito-federal/

“Es muy amplia la paleta de todos los usos que se le puede dar a la seda. El almacenamiento de los capullos de seda lo hacemos en bolsas de cebolla. Esas bolsas que tienen como una red porque tienen que estar todo el tiempo ventilado. No puede haber humedad. En el salón de almacenamiento los capullos no pueden tener humedad porque se llenan de hongos y una vez que un hongo le toca el capullo pierde valor lo puedes considerar desecho”, describe

Y señala que “se cuelgan en los salones de almacenamiento que tenemos en la oficina del centro, desde el techo y siempre está en un lugar ventilado. Pero la verdad es que en Argentina hay tanta demanda de seda que así como producimos nos la sacan de las manos. No llegamos almacenar mucho esto”.

Habla luego de la producción que se logra con tres hectáreas cultivadas. “Esta es mora recién aplicada en la cama tenemos 3 hectáreas cultivadas para poder producir 4 telainos (camadas) simultáneamente en 3 veces por temporada. Cada vuelta de cría que nosotros hacemos come 2 toneladas de mora”.

Pero hace notar que esas hojas de mora, se usa después de abono para la tierra, el proceso dura 45 días en total. Si el capullo no se cosechara a los 7 días, a los 10 días el gusano se convierte en pupa y luego en mariposa que no vive como tal porque tiene alas muy cortas. “Sale copula con el macho, pone 300 huevos y muere seca en el lugar. Ese es el proceso natural”.

Mejora genética

Indicó que en el laboratorio de la Universidad de Buenos Aires recolectan los huevos para un mejoramiento genético, por el que “nosotros después podemos tener capullos de calidad. Nosotros apuntamos a levantar acá nuestro propio laboratorio”.

La idea es que entonces se pueda “ofrecer a los productores de Misiones, que quieran engancharse con esta actividad, una genética de primera calidad. Es decir, nosotros volvemos a un nuevo modelo productivo. Por eso creo que los minifundistas en Misiones tienen una gran posibilidad de tener un futuro y que sus hijos continúen en la chacra, con el gusano de la seda y sobretodo entendiendo lo que significa la autosustentabilidad”.

Indicó que “tenemos que apuntar a una economía circular. Porque después del proceso la cama se arrastra hacia afuera y es un abono, que se vuelve a poner entre las líneas de yerba o de mora. Y la caca del gusano, que son unas bolitas negras también tienen posibilidad de venta: en Singapur orquideófilos pagan 40 dólares el kilo”.

Subproductos en los que trabaja Sedami

Habla luego de los deniers para restauración, cada hilo está conformado por 6 hilos delgados y se usan para reparar tapices para alfombras, estas últimas teñidas con tintes naturales misioneros. La empresaria muestra bijouteri y los productos de la línea cosmética que realiza su empresa.

Y muestra desde una devanadora de seda en miniatura comprada en Japón y que ahora se replica en tamaño natural, la bijouterie hecha por Raúl Trujillo (collares de entre 4.000 y 5.000 pesos). Tiene piezas exclusivas que van desde el 3.000 hasta los 6.000 pesos, pero tambien una linea más económica (Linea Pop) donde hay piezas desde 900 hasta 2.000 pesos.
“O productos confeccionados por Bárbara Paz, hechos con plata y capullos de seda, que se exhiben en el Museo de Holanda. Algunas de sus piezas superan los 20.000 mil y tambien la tecnica Coilling de Viviana Liguori con obras de van desde los 6 mil a 19.000 la pieza.

Y muestra luego los cosméticos, que usan las mujeres asiáticas, logrando una gran tersura y luminosidad de la piel.

Dstacó también las realizaciones de otros socios comerciales de la empresa como “Indómita Luz” cuya especialidad es la bijouterie y las luminarias de seda. Así como las chalinas tejidas a mano por Liliana Torres, de Jujuy.