Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle Jorge Kurrle

Segunda ola de coronavirus: el Gobierno extendió el cierre de fronteras hasta el 30 de abril

Salud

El gobierno de Alberto Fernández continua con medidas para contener la segunda ola del coronavirus en la Argentina. Ahora se informó que la prohibición de ingresos de turistas extranjeros no residentes al país se extenderá hasta el 30 de abril.

Se trata de medidas complementarias al Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que estaban comprendidas dentro del programa de Distanciamiento Social Preventivo Obligatorio (DISPO) que vence este sábado.

Cualquier persona extranjera que quiera ingresar al país vía terrestre deberá contar con testeo de Coid negativo realizado dentro de las 72 horas. En el caso de ciudadanos argentinos deberán tener un test de antígenos de al menos tres días anteriores al ingreso.

Nuevos requisitos para transportistas y tripulaciones:

Terrestres: los extranjeros deberán contar con testeo de Covid negativo realizado dentro de las 72 horas de ingreso al país; los nacionales, deberán realizar testeo de antígenos dentro de las 72 horas de ingreso al país;

Buques: los extranjeros deberán permanecer embarcados y no contarán con relevo en el país; los nacionales, realizar un testeo de antígenos dentro de las 72 horas de ingreso;

Aéreos: los extranjeros deberán movilizarse bajo modalidad burbuja en el país y cumplir los protocolos sanitarios; los nacionales, realizar testeos de antígenos como mínimo cada 15 días o menos.

Tal como venía sucediendo, cada residente que regrese al país deberá hacerse un testeo para poder abordar el avión con destino a Argentina. Además, deberá hacerse otro testeo al arribar y uno más al séptimo día de ingreso. El costo de estas pruebas de detección estarán a cargo del pasajero.

Quienes resulten positivos, al momento de ingresar deberán realizarse otro testeo de secuenciación genómica y, junto con sus contactos estrechos, tendrán que cumplir aislamiento en los lugares que indiquen las autoridades nacionales, hasta su traslado seguro hacia la residencia, si correspondiera. Tanto la estadía en dichos lugares como el testeo de secuenciación también correrán a cargo del pasajero.

En cambio, en el caso de que resulten negativos en el testeo, al ingreso cursarán aislamiento en sus domicilios -están obligados a aislarse 10 días, contados desde el primer testeo realizado en el país de origen-, y deberán realizar un nuevo test para finalizarlo.

Los pasajeros será controlados mientras tengan que realizar el aislamiento obligatorio. Si se verifica un incumplimiento, se expondrán una denuncia penal de acuerdo con los arts. 205 y 239 del Código Penal (por violación a medidas contra epidemias y desobediencia a autoridad pública).

Desde el Gobierno recomendaron a los ciudadanos argentinos y residentes “no viajar al exterior, especialmente a aquellos que integran los grupos de riesgo, a fin de evitar las dificultades y condiciones sanitarias exigidas al reingreso, considerando la rápida evolución de las condiciones epidemiológicas”.

Fuente: Diario 26.