SEGUINOS

POSADAS

Taxis: “Hay un sistema de corrupción que sostiene el mal servicio”

El peón de taxi, Julio Alberto Escribano, habló con C6Digital y comentó que por año, existen unos 12 millones de usuarios que viajan en taxis y remises y afirmó que la actividad mueve unos 2.500 de pesos anuales. “Existen dos objetivos de la Municipalidad, una es la seguridad vial y la otra la calidad de servicio. No se puede resolver nada porque hay un sistema corrupto que avala la incompetencia”, detalló.

“Las normas establecen que debe haber una licencia cada 600 habitantes por lo que deberíamos tener 600 en total y entre taxis y remises hay 1.200, sin contar los vehículos truchos y los que vienen desde Garupá, que son de alquiler”, señaló. En ese sentido, aseguró que pidió que institucionalmente exista una relación “pero nos dijeron que no, sin siquiera intentarlo”.

Remarcó que es necesario que se autorice el uso de una aplicación para mejorar el servicio, pero a pesar del pedido de un concejal, hasta el momento no se debatió sobre el tema. “La falta de previsión llevará el conflicto a la calle. Nadie interpreta el servicio en función al usuario”, recalcó.

A su vez, denunció que en la Terminal de Ómnibus se paga un derecho de uso del lugar. “Se le da la plata a alguien para instalarse allí, eso forma parte de un sistema de corrupción. Las cosas son irregulares por donde se las mire. Algunos le cobran a la gente con el reloj apagado”.

Comentó que los peones de taxis a cada propietario de auto le dan 300 mil pesos por año para poder trabajar, sin obtener un ticket a cambio “por lo que es totalmente en negro”. Agregó que  “a los del GPS les pagamos 60 mil pesos y pasa lo mismo. Una licencia de taxi sale 300 mil pesos, remis 200 mil pesos. Se paga en un mercado negro”.

Acentuó que “somos trabajadores independientes que no pertenecemos a ningún gremio. Nunca hacen caso a las denuncias de corrupción. Un propietario de auto normalmente trabaja entre 8 y 10 horas. Nuestra actividad está desprofesionalizada por lo que puede entrar cualquiera, aspiramos a cambiar eso y que haya un concurso para otorgar los permisos a los choferes”.

Escribano subrayó que varios choferes trabajan hasta 15 horas por día e incluso duermen en los autos. “Terminan destruyendo sus familias”, lamentó. Afirmó que necesitan recaudar unos dos mil pesos pero desde allí empezar a tener ganancia propia.

Descargar Semanario Seis Páginas