SEGUINOS

NACIONALES

Todes al poder!!!

En política no hay enemigos…hay adversarios. Pero en la Argentina de hoy hablar de adversarios es casi lo mismo que hablar de “grieta”, ya como una costumbre. Pensar distinto te puede costar caro.

Con esta tensión, se inicia una nueva campaña electoral en el país que aparenta ser una de las más largas desde la vuelta de la democracia, ya que algunas provincias anunciaron que adelantan las elecciones con respecto a las presidenciales de octubre.

 

Esta campaña, además, tendrá la mayor participación de las mujeres que buscarán una banca ya sea como diputadas o senadoras.  Y con la mirada puesta en “los pañuelos verdes y celestes”.

 

En los años parlamentarios 2017 y 2018, las mujeres argentinas han logrado importantes derechos con el voto de todes. Pero tienen otros objetivos para los años que vienen, y si pueden obtener más bancas hay mayores posibilidades de lograr más leyes.

 

La Ley de Paridad de Género en Ámbitos de Representación Política, sancionada en el 2017 establece que las listas de candidatos al Congreso de la Nación y al Parlamento de Mercosur deben ser realizadas “ubicando de manera intercalada a mujeres y varones…”. Esta ley es el fundamento para que este año la mujer sea protagonista.

 

En el 2018 el colectivo de “pañuelos verdes” logró la media sanción en Diputados del aborto legal, seguro y gratuito. Pero los senadores no acompañaron el texto y finalmente no fue ley. Como efecto y contraposición de “los verdes”, se manifestaron a favor de la vida los “pañuelos celestes”. Por consiguiente una nueva “grieta”.

 

Y comenzó la campaña de los pañuelos, que buscan representatividad parlamentaria. Los verdes ya lanzaron su primer objetivo. En un comunicado con fecha 28 de diciembre, y a través de la página abortolegal.com.ar “La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito informa que en el 2019 volverá a presentar ante el Congreso de la Nación Argentina el Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), y exigirá la definitiva sanción de la ley en ambas Cámaras y la debida promulgación por parte del Poder Ejecutivo Nacional. (Me hace ruido la palabra “exigirá” utilizada en el documento)

 

Si bien los que representan a los pañuelos celestes, también llamados “Provida” tienen menos recorrido político, de igual forma quieren participar en las elecciones. Un claro ejemplo es el partido de Alfredo Olmedo que busca juntarlos para frenar a los verdes. El salteño de campera amarilla se convirtió al evangelio y desde ahí construye su candidatura a Presidente.

 

Y esta es una grieta que transciende a los partidos políticos, pero no a los candidatos. Ante la pregunta ¿Usted está a favor del aborto…? Que respondería un futuro legislador o el mismo candidato a Presidente. En este es último caso, es una pregunta obligada cuando se realice el debate obligatorio de los candidatos a ocupar el lugar de Macri en las próximas elecciones.

 

Los pañuelos verdes y celestes nos invitan a pensar, analizar y sobre todo a debatir con altura. Y acá nos detenemos un instante. No puede ser que si un legislador vota en contra de la Ley se les persiga mediáticamente, o si vota a favor los “celestes” ataquen con bajeza en las redes o través de otros medios. Hay que respetar las convicciones de cada uno. Respeto ante todo.

 

El debate ya se da todos los días, y en todos los ámbitos. Por eso subrayamos que sea con respeto a los que piensan distintos. La tolerancia será clave para debatir democráticamente el nuevo texto sobre el aborto que se está por representar en el medio de la campaña electoral. Apelamos a ello.

 

En fin, se vienen las elecciones. Y con ello un nuevo debate sobre el aborto. Donde los “verdes” arrancaron primero. Además el caso Juan Darthés les dio otro motivo para promocionar el pañuelo en cada aparición pública. Es que el “colectivo verde de la actrices” les devolvió el protagonismo con “mirá como nos ponemos” llevando una cataratas de denuncias de abuso a la pantalla de la tv.

 

Y ahora…”mirá como nos ponemos…en las listas sábanas” para lograr una banca en las elecciones de este año.

 

“Todes al poder”, un título a propósito, pensando en los futuros debates en el Congreso. Ya puedo imaginar a los taquígrafos escribiendo en lenguaje inclusivo. Hay que inferir que junto al colectivo de futuras diputadas verdes…viene colmado de este nuevo lenguaje y un discurso sería más o menos así : “Hay poques diputades que están indecises y queremos mostrarles que a nosotres no nos va a pasar por al lado que decidan que sigan muriendo mujeres o decidan frenar eso”.

Gerardo Strejevich

Descargar Semanario Seis Páginas