SEGUINOS

Enfoque

Transporte público: Misiones se diferencia del resto de las provincias con avances concretos pese a la pandemia

Desde el sector del transporte automotor de pasajeros indican que un tema crucial en todo este tiempo atravesado por la pandemia – que obligó al aislamiento social, preventivo y obligatorio- fue el transporte público. Y en esta transición a la nueva normalidad surgieron las preguntas acerca de quién debe usarlo, cómo hacerlo, cuándo hacerlo.

Y como novedad fue la llegada del coronavirus con todas sus consecuencias, también fueron novedosas las nuevas formas de comportamiento, con marcada observación del protocolo a seguir y cumplir. Entonces, obligados o no, los misioneros tuvieron que aprender a cuidarse – o están aprendiendo -, a medir distancia entre unos y otros, a salir con tapabocas y una serie de cosas más. Y así, ya se puede ver en distintos puntos de la ciudad que el movimiento de ómnibus es casi como siempre.

Leyendo un informe de la situación del transporte público en el país se podría inferir que – de verdad – los misioneros conviven con el virus y la crisis, que trajo aparejada la pandemia, de la mejor manera. Ahí están los casos de Mar del Plata, Corrientes, Catamarca, Chubut, Rosario, Paraná, donde el paro de la UTA sigue y no hay una solución a la vista. Y en Córdoba, incluso hubo disparos, heridos y detenidos.

Es como mirar una película donde no hay malos, pero sí mucho conflicto. Unos reclaman sus haberes, (que es lógico) otros plantean que no mueven personas desde hace 100 días y no tienen cómo afrontar los costos; los sindicatos -como es de esperar- que luchan por la dignidad y derechos de su gente, los municipios, muchos de ellos quebrados, hacen lo que pueden y sobreviven con los aportes que les acercan los gobiernos provinciales y la Nación. Y así.. todos estirando de una frazada que queda corta siempre.

En este contexto difícil, duele cuando se pierde lo más preciado que se tiene como sociedad, la paz social. Habría que imaginar lo que vive un argentino de esas ciudades, que además del temor al Covid-19 deben enfrentar situaciones de incertidumbre, dolor y violencia.

Viendo todo ese escenario, Misiones parecería ser una perla, sin lugar a dudas, un buen lugar para vivir.

Pero la realidad es que Misiones consiguió los subsidios nacionales y los municipios, los provinciales. No obstante este auxilio, en las horas difíciles que vive el país (por no decir, el mundo todo) las empresas están poniendo de sus reservas para que los misioneros tengan transporte todos los días, en los horarios y frecuencias de siempre. Se pagan sueldos y aguinaldo al día.

También, vale resaltar, se tomaron todas las medidas de seguridad sanitaria que exigía la situación. Las empresas debieron comprar los equipos de Ozono y hacen el proceso de sanitización cada coche, en cada noche. Y así la Provincia marcha hacia la reactivación económica definitiva que se espera sea más pronto que tarde.

Como botón de muestra, es necesario saber que en Corrientes están pidiendo que el valor del boleto se vaya a 30 pesos.. acá sale 28 pero con la diferencia que un mismo boleto permite tomar dos colectivos y llegar a destino haciendo la transferencia en las terminales.
Lo importante es no aflojar y cada uno cumpla con la responsabilidad social para superar este crítico momento que se vive.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-