SEGUINOS

Salud

Tras la aparición de un nuevo virus con potencial pandémico, científicos temen que surjan otros similares

El coronavirus se llevó la atención de los científicos los últimos seis meses pero paralelamente siguen surgiendo nuevos virus que en algunos casos podrían volverse una amenaza para el humano.

Un estudio publicado el lunes en la revista científica PNAS alarmó a la comunidad científica al advertir sobre la aparición de un nuevo virus llamado G4 EA H1N1 descubierto en China y pariente lejano del responsable del virus H1N1 que causó la pandemia de 2009.

Además en la investigación difundida en la publicación semanal de la revista de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, los especialistas señalan que es necesario controlar los nuevos virus que están apareciendo para evitar otra pandemia.

En ese sentido, Kin-Chow Chang, científico que integra el equipo de la revista PNAS, afirmó a la BBC que “en este momento estamos distraídos con el coronavirus y con razón. Pero no debemos perder de vista los nuevos virus potencialmente peligrosos”.

Desde 2003 se ve cómo los coronavirus y otros virus surgen frecuentemente y se modifican en otros animales: Chikungunya, Ebola, Marburg, Nipah, Zika son solo los más conocidos.

Un virus de la gripe como el que se acaba de descubrir en China está entre los más usuales.

Un equipo de investigadores chinos examinó los virus de la gripe encontrados en cerdos entre 2011 y 2018 y encontró una cepa “G4” de H1N1 que tiene “todas las características esenciales de un posible virus pandémico”, según el documento, publicado por la revista estadounidense.

Los trabajadores de las granjas porcinas también mostraron niveles elevados del virus en su sangre, dijeron los autores del estudio, y añadieron que “se debe implementar urgentemente una estrecha vigilancia en las poblaciones humanas, especialmente en los trabajadores de la industria porcina”.

Además el estudio indicó que los cerdos son considerados importantes “recipientes de mezcla” para la generación de virus de la gripe pandémicos y pidió una “vigilancia sistemática” del problema.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) leerá con cuidado el estudio, dijo el portavoz Christian Lindmeier en una comparecencia en Ginebra el martes, afirmando que es importante colaborar en los hallazgos y mantener estadísticas sobre las poblaciones animales.

“También pone de manifiesto que no podemos bajar la guardia en la influenza y debemos estar vigilantes y continuar con la vigilancia incluso en la pandemia del coronavirus”, agregó.

En particular “los virus de la familia H1N1 es el fruto de un gran caldero de reordenamiento de diferentes virus en diferentes animales”, explicó el especialista en enfermedades infecciosas Massimo Galli, de la Universidad de Milán.

“Los tubos de ensayo naturales en los que estos virus mezclan su patrimonio genético son los cerdos, pero recientemente ha surgido que los murciélagos también hacen su contribución”, agregó.

Al recorrer el árbol genealógico del nuevo virus descubierto en China el especialista detalló: “Lo que los investigadores chinos han encontrado es un virus que ha cambiado radicalmente con el tiempo y que hoy también se encontró en el personal de las granjas, especialmente entre las edades de 18 y 35 años, y se vio que no se transmite de hombre a hombre”.

Además remarcó que “si apareciera no nos molestaría”, pero “no tendríamos una vacuna y deberíamos programar una”.

A raíz de la publicación, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Zhao Lijian, dijo en una conferencia de prensa el martes que las autoridades están siguiendo de cerca los acontecimientos. “Tomaremos todas las medidas necesarias para prevenir la propagación y el brote de cualquier virus”, señaló.

Fuente: Ámbito.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-