Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle

Un frustrado magnicidio que interpela a la sociedad

Editorial

Misiones es también de rápidos reflejos. Porque la vida está primero, la defensa de las instituciones, la democracia, constituyen valores que siempre fueron banderas inclaudicables de los misioneros; es decir de quienes nacieron en este suelo, y de quienes aquí formaron familia eligiéndolo para mejor vivir.

El intento de magnicidio contra el vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner fue de inmediato repudiado y hubo rápida adhesión al feriado nacional dispuesto por el presidente Alberto Fernández invitando a que la del viernes fuera una jornada de reflexión y repudio del atentado, de defensa irrestricta de la democracia.

El presidente del Parlamento misionero Carlos Rovira, el gobernador Oscar Herrera Ahuad condenaron el inadmisible ataque a quien también fuera dos veces presidente del país. Y todo el arco político se sumó al repudio, los legisladores, la Justicia, institutos como el Instituto nacional e la Yerba Mate, los de enseñanza todos incluidos los de inglés, las Facultades, el Instituto de Previsión Social, comercios, negocios de distinto rubro.

Misiones tiene una historia fundacional independentista, desde sus albores como Provincia. Una trayectoria en defensa de los derechos humanos que la ha destacado a nivel nacional. Desde el fondo de los tiempos ha luchado por las reivindicaciones sociales. Ha tenido hombres y mujeres que forjaron una economía social que posibilitaba la redistribución de la riqueza que generaba el conjunto. Fue una firme luchadora contra la sangrienta dictadura del 76.

Y puso cimientos para el regreso de la democracia. Aunque luego habría de vivir tiempos más y menos agitados, como sucedió en todo el país, en las últimas décadas retomó aquel sendero y fue construyendo año tras año, una convivencia democrática que permite el respeto mutuo a pesar de las diferencias ideológicas o partidarias.

Por eso acá no prendió la llamada “grieta” ésa que se agita desde un invento como el “periodismo de guerra”, inexistente en tiempos de democracia, que ha intervenido maliciosamente en la sociedad, respondiendo a intereses políticos, económicos, internos y externos. Apartándose por completo de ese periodismo argentino que fue señero en América latina, elogiado en el mundo. Una grieta que también se alentó desde partidos tradicionales y nuevas formaciones políticas dando cabida a una riña alejada de los objetivos principales de la política bien entendida. Una justicia que ha olvidado lo mejor de la tradición de la justicia argentina, aquella que era igualmente ponderada a nivel internacional.

El repaso a vuelo de pájaro permite colegir que acá es donde hay que trabajar para recuperar lo mejor de la historia y relanzarla. El frustrado magnicidio debiera servir para que, de una buena vez, se dé vuelta la página, para que se pueda vivir mejor. No solo se gatilló el revolver contra la Vicepresidente, también se gatilló contra la democracia. Porque matar al que piensa distinto no se condice con la democracia, sino con la dictadura.

Temas: