Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle

Un juez se inhibió en el segundo día de audiencias y se suspendió el juicio a María Ovando

Justicia Policiales

El Tribunal Penal Uno de Eldorado suspendió el juicio que habían empezado contra María Ovando (46), Marcos Iván Laurindo (23), Lucas Sebastián Ferreira (23), acusados de abusos sexuales de los que fueron víctimas una hija y una nieta de la mujer. El motivo fue la inhibición de uno de los magistrados, puntualmente el presidente del cuerpo, Atilio León.

La decisión la tomó luego de León y sus colegas María Teresa Ramos y Lyda Gallardo se reunieran para decidir sobre distintos planteos de nulidades presentados por los abogados defensores de los sospechosos.

El defensor oficial Rodrigo Torres Muruat había cuestionado que la Fiscalía de Instrucción no había cumplido requisitos mínimos para formular la acusación, como lo es precisar los hechos por los que se acusa a los dos imputados varones, a los que asiste.
Quienes asisten a Ovando, en tanto, sostuvieron que se había violado el derecho de defensa y del debido proceso para la mujer.

Además, desde ambas partes rechazaron el pedido del fiscal del Tribunal, Federico Rodríguez, de ampliar la acusación contra los sospechosos. Pidió que se les endilgue también el delito de “corrupción de menores”.

A la hora de tratar las nulidades, el Tribunal votó de manera dividida. León avaló los argumentos de las defensas en tanto las vocales Dra. Ramos y Dra. Gallardo votaron por el rechazo. Ante esto, el presidente del Tribunal decidió inhibirse en el proceso al considerar que la vaguedad de la acusación no le permite determinar qué debe juzgar.

Esto hizo que el TP decidiera suspender el debate hasta que un subrogante reemplace a León.
Ovando había llegado al banquillo por segunda vez ante el mismo Tribunal. En noviembre de 2012 fue juzgada y absuelta por la muerte de su hija de 3 años, sucedido en Colonia Delicia. La nena, que presentaba un severo cuadro de desnutrición, y sus 11 hermanos vivían en condición de extrema pobreza.

Ahora está acusada de “abuso sexual con acceso carnal doblemente calificado y abuso sexual gravemente ultrajante para la víctima doblemente calificado”. Pero no se encuentra detenida, ya que no la consideran autora material, sino que de haber consentido los ultrajes, que supuestamente cometieron su novio Laurindo y Ferreyra, que es amigo de ambos. (Imagen portada: gentileza Alicia Rivas)