SEGUINOS

EDITORIAL

Una normalidad que no es tan nueva y medidas sanitarias extremas, no injustificadas

La pandemia ha restringido desplazamientos, modificado el relacionamiento interpersonal, establecido prioridades imperiosas, urgentes, que tomaron el lugar de las que eran habituales. A partir de ella ha comenzado a hablarse de una “nueva normalidad”.

Una “normalidad” que en muchos aspectos estaba en gestación, en mayor o menor grado, según la zona, el país, la provincia. Y tiene que ver con la tecnología, el impulso dado a la economía del conocimiento. Aquí en Misiones el concepto “conocimiento” empezó a emplearse, a hacerse realidad, a partir de las propuestas que iba haciendo Carlos Rovira, primero como Gobernador y después como presidente de la Cámara de Representantes.

Rovira planteó concebir una sociedad de iguales basada en el conocimiento

De modo que, cuando la pandemia puso en tela de juicio toda la normalidad habitual, en la Provincia ya se habían dado los primeros pasos en dirección a un nuevo tiempo, que ahora prosigue, en busca de mayor desarrollo con el Silicon Misiones. Y en esta “nueva normalidad”, Rovira ahora plantea una sociedad igualitaria basada en el conocimiento. Juzga que la salida de la pandemia supone accionar toda la capacidad del ser humano, con pleno despegue de la ciencia, la técnica, el arte, las matemáticas.

Misiones rubricó un acuerdo con Telefónica Movistar y Samsung en el marco del proyecto de Silicon Misiones

En la “nueva normalidad” Misiones siguió funcionando, sin detenerse. Se podía ver en la tarea desplegada sin pausa por el gobernador Herrera Ahuad, que junto a Rovira, se sumó a la videoconferencia para los nuevos acuerdos con Telefónica Movistar y Samsung Electronics, y luego en el alumbramiento del municipio 77, haciendo realidad el sueño de los pobladores de Salto Encantado.

Misiones tiene un nuevo municipio, el N° 77: Salto Encantado

Curiosamente los diputados radicales se mantuvieron sordos al clamor de tantos años. Dijeron haber escuchado a los concejales de Aristóbulo del Valle, cuando de lo que se hablaba era de los vecinos de Salto Encantado.

Hay quienes buscan amañar realidades, confundir propósitos y más tarde o más temprano, terminan por descubrirse las opacas intenciones. Pruebas al canto: a Alejandro Fantino (otrora comentarista deportivo) no se le ocurrió mejor idea que plantear que los enfermos de Covid-19 se llegaran a Misiones, que tiene tan buen sistema sanitario.

 

El gobernador Oscar Herrera Ahuad dijo que Misiones no recibiría personas que no tuvieran test negativo para el Covid-19, respuesta que “sorprendió” al comentarista. Sin embargo, el requisito de Covid negativo es imprescindible para ingresar a distintas provincias y hasta al Hospital Garrahan de Buenos Aires. Sí el hospital de alta complejidad al que se deriva a los niños del país con patologías de una complejidad tal que no pueden ser atendidos en sus provincias.

Ahora bien, el Garrahan es un hospital nacional; es decir, está sostenido con los recursos federales que, como es sabido, se conforman con los impuestos federales que se cobran en las diferentes provincias y la ciudad autónoma de Buenos Aires. En otras palabras, que si alguien quiere ser atendido allí está en todo su derecho, es su hospital.

Los Hospitales de Misiones, en cambio, están sostenidos con los recursos que genera la propia provincia y merced a una administración austera y ordenada.  Por lo tanto, si alguien quiere venir a la Provincia deberá ajustarse a sus normas. Ahora bien, se puede cuestionar a Misiones que imponga este requisito ahora, cuando se debe apelar a decisiones extremas en resguardo de la población por la enorme contagiosidad del Coronavirus y la carencia de tratamiento y vacuna?. No, no se puede. Solo un charlista que desconozca la performance sanitaria de Misiones puede hacerlo.

Porque aquí se han atendido pacientes provenientes de los países vecinos, Paraguay y Brasil, de Corrientes, sin oponer ningún tipo de reparos, cuando en los Hospitales de la ciudad de Buenos Aires se demoraban los turnos para personas que vivieran más allá de la General Paz -inclusive apenas en el Conurbano Bonaerense- y no había observaciones al respecto en medios porteños.

Tampoco podría observarse hoy la reticencia del Garrahan por la misma razón que la de Misiones: la contagiosidad del Cornavirus, la falta de tratamiento y vacuna. Con el agregado que Misiones tiene una frontera compleja, difícil, principalmente con Brasil. Por caso, una de cuyas ciudades Porto Xavier (vecina de la misionera San Javier) reportó 43 contagiados el viernes 3, superando a la Provincia que mantenía el registro de haber tenido 40 personas con Covid-19.

Y tanto respecto del Garrahan como del sistema sanitario misionero, nadie puede objetar que no se haya procedido con humanidad antes y ahora. Lo harán siempre, cada vez que las circunstancias se los pidan, cada vez que sea menester para salvar una vida, porque el humanitarismo está en sus genes. La gente que vive en Misiones lo sabe y, por lo mismo, ha respaldado la decisión del Gobernador.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-