SEGUINOS

Justicia

Unidad de Salud de Inimputables: “Pretendemos darle una mejor calidad de vida a esta gente, sacarlos del olvido”

El doctor Héctor Sánchez fue designado por el Ministerio de Salud Pública para dirigir la flamante Unidad de Salud de Inimputables, ubicada en Posadas. Trabaja en conjunto con el Servicio Penitenciario Provincial, que se encarga de la seguridad de las personas allí alojadas.

La institución alberga a personas que cometieron delitos, pero por los problemas mentales que tienen no comprenden la criminalidad de los actos que llevaron a cabo.

“Es un desafío, se trata de una unidad modelo en el país. Es un proyecto importante del Gobierno de Misiones”, indicó el profesional en una entrevista con Crimen y Justicia, el programa de temas policiales y judiciales que se emite por Canal 6 Digital.

Remarcó que “estamos con mucho entusiasmo. Tenemos organizado una estructura edilicia acorde para darle una atención humanitaria, como debe ser, a estos pacientes. Contamos con un equipo multidisciplinario muy bien armado, con proyección a seguir creciendo y ofrecer más servicios. Se trabaja en conjunto con el Servicio Penitenciario, que se encarga de la seguridad de los pacientes”.

Sánchez explicó: “Hacemos la atención médica, psicosocial, de estos pacientes. Hay médicos clínicos, psiquiatras, trabajadores sociales y psicólogos. El objetivo es que tengan mejor calidad de vida, que puedan socializar entre ellos”.

El médico apuntó que “estos pacientes, en el lugar donde estaban, tenían muy pocas visitas. Estaban como olvidados. Lo que se busca es que tengan una vida más social. Actualmente hay 55 varones y una mujer”.

Destacó que “en el país no hay un modelo como este. Hay otros distritos que están mirando cómo evoluciona para poder replicarlo”.

Precisó que en estos primeros días de funcionamiento “estamos haciendo el diagnóstico de situación para ver el estado en el que vino cada uno de estos pacientes. Mucho de ellos estaban medicados con psicofármacos, pero no tenían continuidad en el tratamiento ni visitas periódicas como requería la atención. Acá lo tienen a diario, en ambos turnos. Se comenzó a evaluarlos y a ajustarles la medicación. Ha mejorado mucho sus conductas y estado”.

Adelantó que “hay actividades programadas para ellos, como talleres, con profesores de educación, trabajadores sociales y psicólogos. Hay mucho por hacer”.

Sánchez comentó que “hay pacientes que están hace 30 años. Muchos han perdido el contacto con sus familias. Precisamente el Servicio Social determinará qué nexo familiar tienen. En otros casos, no tienen ni documentos. Sólo cuatro o cinco internos tenían visitas en Loreto”.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-