SEGUINOS

Salud

Advierten que el uso indebido de antibióticos puede generar resistencia bacteriana

“Existen enfermedades con bacterias multi-resistentes que cada vez son más difíciles de tratar”, advirtió el doctor Santiago Galian, al hablar sobre el uso indebido de antibióticos.

Descubrimiento de la penicilina

En marco del aniversario del descubrimiento de la penicilina, el médico contextualizó: “En 1928, el 15 de septiembre, Alexander Fleming descubre la penicilina casi por casualidad. Era bastante desorganizado en su trabajo y se fue de vacaciones del Hospoital de St. Mary’s. Cuando volvió vio que ese lugar, donde había desarrollo bacteriano, los microorganismos habían crecido. Excepto en uno, donde se había desarrollado un moho”.

“Ese Penicillium hizo que no crezcan las bacterias ahí. Lo que diferencia a Fleming es que él logra rescatar del moho la sustancia que después terminan denominando Penicilina”, relató. “El descubrimiento y su desarrollo posterior marcó un hito en la medicina porque cambió el tratamiento de las infecciones bacterianas”, destacó.

Galian señaló que “hoy en día, 90 años después, seguimos utilizando la penicilina para algunas infecciones puntuales, como por ejemplo la erisipela”.

Alexander Fleming, médico y científico británico descubridor de la penicilina
¿Qué es el uso racional de antibióticos?

Al hablar de uso racional, se refiere a “la necesidad tanto de pacientes como de profesionales de la Salud -incluidos farmacéuticos- de utilizar los antibióticos necesarios para los cuadros bacterianos específicos”.

“Los antibióticos son útiles para tratar infecciones por bacterias”, aclaró el doctor. “En esta época del año, sobre todo en días de frío, la mayoría de las infecciones son virales y es muy común ver que medicos, farmacéuticos y las mismas personas utilicen un antibiótico para ello”, advirtió.

En ese sentido, remarcó que “obligatoriamente uno tiene que recurrir al médico ante cualquier problema de salud, es una regla básica de la vida”.

Para determinar qué tipo de infección se “necesitarán hacer estudios específicos pero, por ejemplo, ante el típico dolor de garganta, el médico va a determinar, en base a sus conocimientos, si esa infección se debe a microorganismos virales o bacterianos”.

“Si son virales, tendrá que tomar algún anti inflamatorio o calmante y esperar el proceso natural de la replicación viral, que dura más o menos una semana. Si es bacteriano, tiene la indicación del antibiótico”, explicó Galian.

Continuó agregando que “además hay que saber qué antibiótico dar, porque hay una enorme cantidad dentro de la medicina: hay tan viejos como la penicilina y tan nuevos como los de tercera generación, que son muy específicos para las infecciones que tratamos”.

“Esto sucede a partir de la resistencia de los microorganismos a los antibióticos, justamente porque los utilizamos mal”, advirtió. “Al dar antibióticos por enfermedades virales o por dos o tres días, hacemos que la bacteria tome la información del antibiótico y en sus próximas generaciones empiece a ser resistente al mismo”, añadió.

En 2014, el tema puntual de la OMS fue la resistencia anti-microbiana, dado que “existen enfermedades con bacterias multi-resistentes que cada vez son más difíciles de tratar”.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-