SEGUINOS

PROVINCIALES

Violencia: el 82,5% de los agresores son hombres y el 17,3% mujeres, según el Ipec

El Instituto Provincial de Estadística y Censos, a partir de los datos suministrados por la Subsecretaría de Relaciones con la Comunidad del ministerio de Gobierno de Misiones, a través del Programa Nacional “Las víctimas contra las violencias” – Línea 137, y dependiente del ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, presenta un estudio descriptivo a partir de la sistematización de las variables contenidas en las bases de datos suministradas por dicho organismo.

Durante el año 2019 se registraron un total de 1.994 intervenciones telefónicas en las que se identifica la localidad. De ese total, el 71,6% provienen de Posadas con 1.994 casos, el 12,3% de Garupá con 245; el 8,4% de Oberá con 168 y el 7,7% de Eldorado con 154.

Con respecto al tipo de violencia, sobre un total de 2.060 casos intervenidos, el 75,0% corresponden a violencia familiar y el 25,0% a otro tipo de violencia.

En cuanto a datos registrados sobre el desplazamiento o no del organismo para intervenir en el hecho de violencia, en el 73,9% de los casos no hubo desplazamiento y en el 26,1% si lo hubo.

Del total de intervenciones telefónicas en las que se registra la prioridad (1.143), en el 60,0% de los casos intervenidos fueron tipificadas por el receptor de la llamada como “normal”, el 32,6% de prioridad “alta” y el 7,3% de prioridad “muy alta”.

Sobre un total de 2.623 intervenciones telefónicasrealizadas por el organismo, se identificaron 2.891 situaciones distintas de violencia involucradas (hay que tener en cuenta que en una misma intervención puede presentarse más de un tipo de violencia).

Entre ellos, la violencia psicológica está presente en el 45,1% de los casos en los que se presenta algún tipo de violencia (1.303 casos); la violencia física en el 33,6% (971 casos), la violencia económica en un 10,0% (290 casos) y la violencia sexual en un 9,2% de los casos (265). Para más detalle se presenta el cuadro siguiente y su gráfico correspondiente.

Del total de 2.891 casos intervenidos donde se registra al menos un tipo de violencia, en el 50,4% (1.457 casos) se encuentran declarados el género de la víctima.

Sobre un total de 56 hechos de violencia registrados que involucran armas, el 41,1% corresponden a armas blancas (23 intervenciones); el 35,7% a armas de fuego (20 intervenciones) y el 23,2% involucran otro tipo de armas (13 intervenciones).

Además, sobre el total mencionado, en el 89,3% de los casos la víctima es de género femenino, dándose la mayor participación en los casos que involucran armas blancas con 21 casos en las mujeres.

Cuando se utilizó arma blanca, el 91,3% de las victimas era de género femenino, del 100,0% cuando se utilizó armas de fuego, y del 69,2% cuando se usó otro tipo de arma.

Por otra parte, sobre 2.623 casos intervenidos, 94 presentaban datos sobre la presencia de heridos, personas con alguna discapacidad y/o embarazadas.

Del total de intervenciones telefónicas, en el 38,8% de los casos (1.017 intervenciones) se llevó a cabo alguna medida. Sobre estas, las principales fueron: orientación (68,4%); denuncia civil (11,7%); articulación institucional (9,5%); denuncia penal (6,3%), entre otros.

A su vez, del total de casos donde hubo algún tipo de acción tomada, en el 92,8% la víctima era de género femenino.

Según la cantidad de niños en el domicilio del denunciante, sobre un total de 313 casos donde se registran datos, en 266 hubo presencia de niños. Sobre ese total, en el 38,0% de los casos mencionan la presencia de 1 niño en la vivienda, en el 32,7% la presencia de 2 niños y en el 15,0% de tres niños.

En 832 intervenciones se pudo registrar la cantidad de víctimas resultantes,  en el 91,6% del total de casos registrados (762 casos) existió una sola víctima.

Por otra parte, en cuanto a género, de los 832 casos totales mencionados, en el 89,9% las víctimas son mujeres (748 casos).

Como se puede observar en el gráfico 10, en los casos intervenidos en que hay una sola víctima, el 90,6% son mujeres.

De un total de 850 casos en los que se informa el género de la víctima, el 90,1% era de género femenino; el 9,3% masculino y el 0,6% transgénero.

De un total de 525 casos intervenidos donde se menciona la edad de la víctima, en el 25,9% eran personas de entre 21 y 30 años; en el 22,4%, de entre 11 y 20 años y en el 18,3%, tenían entre 31 y 40 años.

En todos los rangos de edad analizados, el porcentaje de víctimas de género femenino es mayor, superando en casi todos los casos el 85,0% del total dentro de cada grupo.

Se observó en el cuadro anterior, 68 víctimas de entre 0 y 10 años, representando el 12,9% sobre el total de casos intervenidos. Puntualmente, el siguiente gráfico analiza ese rango de edad.

Allí se visualiza que la mayor proporción (14,7%), tenía cinco años, le siguen los niños con diez años (13,2%) y luego los que tenían tres años (11,8%).

En cuanto al género de los niños menores de 10 años víctimas de violencia, sobre el total, 58,8% son
de género femenino y 41,2% de género masculino. En las intervenciones en que la víctima tenía menos de un año o en los que tenía 10 años, en el 100% de los casos, era de género femenino. Se presenta la misma proporción de víctimas en cuanto a género cuando tienen dos, cinco y seis años.

Datos de los agresores

Sobre el total de 817 intervenciones en las que se registran datos, el 82,5% de los agresores corresponden al género masculino y el 17,3% al género femenino.

Sobre un total de 806 casos donde el organismo interviene, casi en su totalidad, el 97,6% (787 intervenciones), existió un solo agresor, en el restante 2,3%, de dos a cinco agresores.

A su vez, sobre los 806 casos mencionados, el 82,6% de los agresores eran de género masculino (666 casos intervenidos), el 17,1% femenino y, 0,2% transgénero.

Por otra parte, en cuanto a la edad del agresor, sobre un total de 364 casos intervenidos, el 34,1% de los mismos tenían entre 21 y 30 años; el 27,5% entre 31 y 40 años; y el 15,4% entre 41 y 50 años.

Sobre el total de agresores (364 casos), en el 83,2% corresponden al género masculino (303 casos).

Del total de casos en que se menciona el vínculo con la víctima, en el 34,3% el agresor era el cónyuge o pareja actual de la víctima, en el 24,7% es el ex cónyuge o ex pareja y en el 17,2% son los padres de la víctima.

Tomando la totalidad de casos intervenidos donde se identifica el género del agresor, el 82,2% son de género masculino y esta mayor proporción se da en todos los vínculos analizados, a excepción de cuando el que agrede es uno de los padres, allí la mayor proporción de agresión se da por parte de las madres con un 59,1%.

Finalmente, a partir de 782 casos intervenidos con datos de género, se observa que cuando la víctima es de género femenino el agresor es en un 88,8% de género masculino; cuando la víctima es de género masculino, el agresor es en un 62,9% de género femenino y cuando la víctima es transgénero, en el 50,0% de los casos el agresor es de género masculino y en un 25,0% de género femenino o transgénero respectivamente.

Intervenciones domiciliarias

Las intervenciones domiciliarias implican la presencia física de la brigada del organismo en el domicilio de la víctima, o bien cuando la víctima se acerca a la institución. Además, incluye el acompañamiento físico en carácter de asistencia a algún otro organismo a realizar una denuncia, consultar el expediente en sede judicial, concurrir a un centro de salud para la realización de estudios médicos, etc.

Sobre un total de 563 casos intervenidos por la institución, se cuentan con datos de 538 intervenciones donde se informa la localidad (es decir, el 95,6%).  Del total de intervenciones domiciliarias hechas en el año 2019, el 78,8% fueron en la localidad de Posadas, el 11,7% en Garupá y el 5,0% en Eldorado.

Por otra parte, en cuanto al lugar de la intervención, según lo mencionado al inicio del apartado, en un 44,3% la victima concurrió a la institución, en un 36,7% la brigada del organismo asistió a la víctima en su domicilio y en el 8,2% se la asistió en la comisaria.

Según el tipo de violencia, en un total 563 casos intervenidos, se presentan 986 situaciones que involucran algún tipo de violencia, lo que implica casi dos modalidades de violencia presentes en un mismo caso intervenido.

Entre ellas, las principales son la violencia psicológica (38,4%), la violencia física (28,5%) y la violencia económica (11,4%).

En 563 intervenciones domiciliarias se han realizado 865 acciones, es decir, más de una por cada caso. Entre ellas, las principales fueron: orientación (40,0%), seguimiento del caso (20,0%) y denuncia civil (18,2%).

En 563 intervenciones domiciliarias se han realizado 865 acciones, es decir, más de una por cada caso. Entre ellas, las principales fueron: orientación (40,0%), seguimiento del caso (20,0%) y denuncia civil (18,2%).

Informe 2019_L137_V29.6.20

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-